Europa cierra sus fronteras a los ciudadanos extracomunitarios

Bruselas trabaja en una cláusula especial que permitiría mayor gasto a los países

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Europa cierra por primera vez sus fronteras a las ciudadanos extracomunitarios. Los líderes de los 27 países han respaldado la propuesta de Bruselas para restringir los viajes "no esenciales" de extracomunitarios a la Unión, con excepciones que dejan fuera del veto a los extranjeros con residencia y al personal del cuerpo diplomático, médico e investigador. El objetivo de esta decisión sin precedentes, propuesta por Bruselas esta semana, es contener la expansión de la pandemia del coronavirus Covid-19. Los líderes de los 27, tal y como han afirmado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, se han mostrado contundentes a la hora de adoptarla.

La Comisión, por su parte, reclama que el cierre de fronteras entre países miembros "sea más flexible", en palabras de Von der Leyen, que reconoce que pasará "bastante tiempo" hasta que los vetos fronterizos se levanten. “Hay ciudadanos europeos bloqueados dentro de la UE y esta situación tiene que cesar”, ha añadido, confiando en que el cierre hacia fuera relaje las tensiones que se han originado en los últimos días dentro del continente. Bruselas, pese a sus intentos de poner paz, no tiene competencias en materia fronteriza, que corresponde exclusivamente a los Estados miembros, por lo que sus peticiones han quedado en saco roto.

Los líderes europeos se han reunido este martes por videoconferencia para intentar abordar de nuevo una respuesta conjunta frente al coronavirus. En esta ocasión, una semana después del primer encuentro, los objetivos principales eran frenar la propagación de la enfermedad, lidiar con el impacto económico derivado de la crisis, proveer a los países miembros de material médico y sanitario, apoyar la investigación científica y ayudar a los ciudadanos comunitarios que se encuentran en terceros países sin poder regresar. Hay consenso en la necesidad de trabajar unidos contra la pandemia, ha señalado Michel, pero siguen sin adoptarse muchas de las propuestas que emanan desde Europa, haciendo aumentar la sensación de descoordinación y desconfianza entre los socios.

La Comisión Europea presentará en los próximos días una cláusula especial que modificará las reglas presupuestarias fijadas en la eurozona, permitiendo a los países partidas "extraordinarias" en el gasto. Así lo ha confirmado este martes la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Por ahora, Bruselas está trabajando en esta propuesta que debe respaldar posteriormente el Eurogrupo.

Los líderes europeos, ha confirmado Michel, volverán a reunirse de forma telemática la próxima semana, ya que el encuentro previsto para los días 26 y 27 finalmente no se celebrará de forma presencial.

Entre otras medidas, la Comisión Europea creó este martes un grupo de expertos formado por siete epidemiólogos y virólogos de seis Estados miembros que se encargará de formular orientaciones sobre una gestión científica y coordinada del brote de coronavirus. Desde este panel, coordinarán al Ejecutivo comunitario en la formulación de medidas de respuesta que deben ser enviadas a todos los Estados miembros de acuerdo con las diferentes etapas de la epidemia en cada región.También tendrá la tarea de identificar y acabar con "lagunas, inconsistencias o incoherencias significativas" en las medidas adoptadas para contener la enfermedad, también con respecto a la gestión clínica o su tratamiento.

Normas
Entra en El País para participar