Coronavirus

El Gobierno prohíbe los cortes de agua, luz y gas a los vulnerables

El Gobierno estudiará otras medidas para favorecer a pymes y autónomos

Torres eléctricas.
Torres eléctricas.

Entre las medidas urgentes aprobadas ayer por el Consejo de Ministros, figura un paquete energético destinado a paliar el coste de la factura de consumidores vulnerables para “protegerlos mientras dure esta lucha”, según dijo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la rueda de prensa de esta tarde.

En el caso dela electricidad, la situación no cambia mucho respecto a la situación actual, sin embargo, se amplía a prohibición a cortes en elsuministro del agua y la luz que ahora no exisen. . Así, se prohíbe el corte de suministro de electricidad a los consumidores considerados vulnerables (hay tres categorías: vulnerable, vulnerables severos y vulnerables en riesgo de exclusión social) durante un mes prorrogable. En realidad, las eléctricas ya tienen prohibido interrumpir el suministro a estos últimos y en el caso de las dos primeras categorías, solo lo pueden hacer transcurridos varios meses y, de facto, según las compañías, no lo hacen porque en ese tiempo negocian formas de pago.

Por otro lado, se extiende el bono social de la luz (que implica rebajas del 25% al 40% para más de un millón de usuarios) hasta el 15 de septiembre a los beneficiarios que deban renovar su solicitud antes de ese mes (las renovaciones se hacen cada dos años).

Se suspende, asimismo, la revisión de los precios máximos de venta de la bombona de butano así como la de la tarifa de último recurso (TUR) del gas.El precio actual se mantendrá durante seis meses, salvo que,de dichas revisiones resulte una bajada del precio. Algo no descartable, dados  los bajos precios de los combustibles (de hecho, desde ayer el butano canalizado baja su precio un 6,6% por la última revisión bimestral). Según Sánchez, “los proveedores de bienes de servicios deben colaborar” en la que calificó de “crisis temporal”.

Finalmente, como se esperaba, el Gobierno no ha incluido medidas de apoyo a pymes y autónomos para poder “adaptar” sus contratos a la nueva situación. Concretamente, para que pudiesen cambiar la potencia a las necesidades de consumo durante la crisis. Todo apuntaba a que el Gobierno iba a tener en cuenta la petición de las pequeñas empresas, que han venido solicitando una flexibilidad en el cambio de contrato (la potencia solo se puede cambiar una vez al año). No obstante, el Gobierno sigue analizando la situación y no descarta nuevas medidas para las pequeñas empresas en función de cómo se desarrolle la crisis, según fuentes próximas al Ejecutivo.

Las eléctricas ya habían ofrecido algunas ayudas, como el aplazamiento del pago de las facturas para consumidores “con dificultades”. Todas garantizan el suministro y se han comprometido a no dejar sin energía a los vulnerables.

Normas
Entra en El País para participar