Comercio electrónico

Amazon bloquea los envíos a sus almacenes de los productos que no sean de primera necesidad

La medida, sin precedentes en la compañía, se aplicará hasta el 5 de abril y afecta a las empresas que venden a través de su 'marketplace' y utilizan su infraestructura logística

Trabajadores de Amazon en uno de sus centros logísticos.
Trabajadores de Amazon en uno de sus centros logísticos.

Amazon bloqueará temporalmente los envíos a sus almacenes, tanto de EE UU como de Europa, de productos que no sean de primera necesidad, como artículos para el hogar, suministros médicos, alimentación y otros productos similares, como artículos para bebé o para mascotas. La medida, que se aplicará desde hoy y hasta el próximo 5 de abril, afecta tanto a su negocio minorista como al de marketplace, y, por tanto, impactará de lleno en las empresas que venden a través del gigante estadounidense y utiliza sus infraestructuras logísticas.

“Estamos viendo un aumento de las compras en línea y, como resultado, algunos productos básicos están agotados. Por ello, vamos a priorizar temporalmente la entrada en nuestros centros de distribución de ese tipo de productos, de alta demanda, para que podamos recibirlos, reponerlos y entregarlos lo más rápidamente a los clientes”, explica la compañía en un comunicado.

Un  portavoz de la empresa en España precisa a CIncoDías que la discriminación que aplicará la compañía "será exclusivamente por producto". Así, si empresas terceras venden productos de primera necesidad podrán continuar operando con Amazon con normalidad. Según los datos de Superfly Insights, las ventas de desinfectantes de mano se dispararon en el gigante online un 250% a finales de febrero y principios de marzo, frente a los niveles habitules. Y algo similar ocurrió con otros productos altamente demandados estos días como las mascarillas.

La multinacional, que es la primera vez que se ve abocada, dice, a aplicar una medida de este tipo, ha agradecido la  “comprensión” de sus socios comerciales, que se verán obligados a buscar temporalmente alternativas logísticas para almacenar sus bienes, procesar sus pedidos y realizar sus entregas. Las mercancías que ya se encuentren en los almacenes de Amazon o estén en camino hacia ellos se tratarán normalmente.

En España, unas 8.000 empresas (la mayoría pymes) venden a través del marketplace de Amazon. Según el FT, el pasado año, los vendedores externos vendieron 700 millones de productos que utilizaron la opción de envío de un día de Amazon Prime.

Más allá de esta decisión, la compañía ha hecho en las últimas horas varios anuncios relevantes. En la noche del lunes, hora española, informó de que va a contratar a 100.000 personas en EE UU para hacer frente al tirón del ecommerce a consecuencia de la pandemia. La firma también reveló que iba a aplicar una subida de sueldo temporal a sus empleados de almacén. Concretamente, hasta finales de abril. En España, al igual que en el resto de países de la UE, el incremento comunicado hoy mismo a los trabajadores será de dos euros, tanto la hora ordinaria como la extraordinaria. Aproximadamente, un 20% sobre lo que cobran ahora.

Pese a que la compañía dijo que va destinar a ello 350 millones de dólares, la sección sindical de CC OO en Amazon en la planta de San Fernando de Henares (Madrid) ha asegurado a CincoDías que la “salud de los empleados no tiene precio” y que lo que reclaman a la empresa es “parar la actividad ya”. Tanto en esta planta como en la de El Prat de Llobregat (Barcelona). En estos dos centros, la compañía ha reconocido la existencia de tres personas contagiadas por Covid-19, lo que ha derivado en que solo en el centro de Madrid tengan 44 personas en cuarentena.

La multinacional también cuenta con otras dos personas infectadas en Italia, donde los trabajadores hicieron huelga ayer. Los trabajadores de Madrid tenían previsto denunciar hoy a la compañía ante Inspección de Trabajo por negarse a parar el centro madrileño. Los empleados de Amazon en diferentes países también se quejan de que la compañía les esté obligando a hacer horas extras para atender la sobredemanda actual, "poniendo en peligro nuestra salud", critican. La compañía asegura que está cumpliendo con todas las recomendaciones de las autoridades sanitarias, en cuanto a limpieza de sus centros y la distancia que tienen que guardar sus trabajadores para evitar posibles contagios.

Normas
Entra en El País para participar