Emergencia sanitaria

Macron limita los desplazamientos y cierra las fronteras de Francia

El Gobierno pondrá a disposición de las empresas un fondo de 300.000 millones de euros

Declaración institucional del presidente francés Emmanuel Macron.
Declaración institucional del presidente francés Emmanuel Macron.

La evolución del coronavirus en Francia, donde ya hay 5.437 infectados y 127 fallecidos, ha llevado al presidente Emannuel Macron a anunciar la limitación de los movimientos de los ciudadanos franceses a partir de mañana así como el cierre de las fronteras del país y la suspensión de la zona Schengen, una decisión que ha sido coordinada con el resto de países de la zona.

Las medidas entrarán en vigor este martes al medio día y se prolongarán durante 15 días, según ha anunciado Macron durante una declaración institucional emitida por televisión. El presidente ha subrayado, no obstante, que desconoce cuánto podrá durar esta situación. Los ciudadanos deberán quedarse en sus hogares y salir solo para cuestiones esenciales. Aquel que lo incumpla, se enfrentará a multas, ha puntualizado. Por su parte, las empresas deberán establecer mecanismos que permitan el teletrabajo. 

"Sé que lo que estoy pidiendo no tiene precedentes, pero la situación lo requiere", ha subrayado. "Estamos en una guerra sanitaria". Los hoteles y taxis estarán disponibles para los contagiados al mismo tiempo que Macron ha anunciado que establecerá un hospital militar en Alsacia y que los militares se encargarán del traslado de los enfermos a los centros médicos.

El presidente galo ha anunciado también que el Estado pondrá a disposición de las compañías un fondo por valor de 300.000 millones de euros. Asimismo, los ciudadanos quedarán exentos de pagar los alquileres, así como las facturas de la luz, el agua y el gas.

Entre las medidas anunciadas por el presidente también está el retraso de la segunda vuelta de las elecciones municipales, prevista para este domingo, para las que no fija aún una fecha. La primera vuelta fue este fin de semana y el Gobierno recibió numerosas críticas por no cancelarla.

El Gobierno parará por ahora todas las reformas que tenía en marcha, incluida la propuesta de las pensiones, para centrarse únicamente en la lucha contra el coronavirus, ha explicado.

Francia ya había cerrado los restaurantes y abres, así como las escuelas y las estaciones de esquí, pero Macron ha anunciado que estas medidas son insuficientes pues el número de infectados se dobla cada tres días y los fallecidos son cada vez más.

Normas
Entra en El País para participar