Coronavirus

Trump declara la emergencia nacional en EE UU

Wall Street ha cerrado con un alza de más del 9%

El presidente de EE UU, Donald Trumo, durante la rueda de prensa en la que ha anunciado la declaración de emergencia nacional en el país.
El presidente de EE UU, Donald Trumo, durante la rueda de prensa en la que ha anunciado la declaración de emergencia nacional en el país.

El presidente de Estados Unidos ha decidido declarar la emergencia nacional en el país con el objetivo de "desplegar todo el poder del Gobierno federal" para frenar la expansión del coronavirus. Con esta decisión, se facilitará el "acceso a hasta 50.000 millones de dólares" en fondos federales a los Estados y localidades afectados por el coronavirus. EE UU ha registrado ya 1.629 positivos en la enfermedad y 41 fallecidos.

Las palabras de Trump han animado a los inversores y Wall Street ha comenzado a subir con más fuerza. Finalmente, ha cerrado con un alza de más del 9%.

El líder estadounidense, que ha instado todos los Estados del país a crear centros de urgencias para luchar contra el virus, ha hecho énfasis en que el país ha trabajado con los laboratorios privados para que los ciudadanos del país tengan más acceso a las pruebas que determinen si han contraído la enfermedad. El Gobierno había recibido críticas por la escasez de estas pruebas. Según sus palabras, la semana que viene habrá 1,4 millones de tests disponibles y cinco millones en un mes, aunque duda que sean necesarias.

Al mismo tiempo ha pedido a los estadounidenses solicitar estos tests solo si creen que los necesitan. En este sentido, Google está desarrollando una plataforma en la que los ciudadanos responderán a una serie de preguntas sobre los síntomas que sufren y en función de las respuestas, recibirán un test para comprobar si están infectados.

"Tenemos un largo camino por delante. Habrá muchos casos más. Pero nos ocuparemos de ello", ha subrayado Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE UU. "Lo que estamos haciendo hoy ayudará a que acabe antes de lo que lo habría hecho de otra forma", ha puntualizado. En este sentido, el presidente estadounidense ha indicado que los ciudadanos se verán obligados a hacer ciertos esfuerzos durante bastante tiempo. De hecho, ha subrayado que las próximas ocho semanas serán fundamentales para contener el virus.

Aunque Trump ha explicado que en las próximas horas dará más detalles sobre las medidas que tomará, entre ellas está la compra de petróleo. El líder americano ha pedido al secretario de Energía de EE UU, Dan Brouillette, que "compre grandes cantidades de petróleo crudo para la Reserva Estratégica" del país, que llenará hasta su nivel máximo, y controlar así el precio del crudo.

Por otra parte, ha ordenado dar más flexibilidad al secretario de Salud, Alex Azar, para modificar algunas reglas en cuanto a las aplicaciones de salud a distancia y para dar la "máxima flexibilidad" a los trabajadores sanitarios que atienden a pacientes con coronavirus.

Entre las medidas anunciadas también ha comunicado una ayuda para los estudiantes universitarios, a los que les elimina temporalmente el interés en todos los préstamos estudiantiles que dependen del Gobierno federal.

Trump llevaba días recibiendo presiones externas para declarar la emergencia nacional, una medida regulada por ley en 1988 que permite a la Agencia Federal de Gestión de Emergencias de EE UU (FEMA, por sus siglas en inglés) poner a disposición de los Estados y los Gobiernos locales los fondos federales de ayuda para desastres.

FEMA controla más de 40.000 millones de dólares en fondos federales aprobados por el Congreso para el alivio de desastres, que a partir de ahora podrían destinarse a ayudar a algunos de los estados más afectados, como Washington, Nueva York o California. Alrededor de la mitad de los Estados del país se han declarado ya también en emergencia, algo que les ha permitido movilizar recursos más rápidamente, ordenar en algunos casos el cierre de escuelas públicas y evitar que se disparen los precios de productos imprescindibles, como las mascarillas y los guantes.

La declaración de emergencia permite a cualquiera de los Estados del país solicitar un fondo compartido federal del 75% destinado a financier los tests y los suministros médicos, las vacunas, la seguridad de las instalaciones sanitarias así como los salarios de los trabajadores de los sistemas de emergencias. Hasta ahora, esta situación solo había sido declarada por Bill Clinton en el año 2000 por el virus del Nilo Occidental.

Normas
Entra en El País para participar