Madrid suspende todos los desahucios hasta el 27 de marzo por el virus

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, pide al CGPJ suspender los lanzamientos de personas vulnerables

Concentración de las plataformas antidesahucios de País Vasco.
Concentración de las plataformas antidesahucios de País Vasco. EFE

La crisis del coronavirus ha impulsado una moratoria general de todos los desahucios y lanzamientos hipotecarios en la ciudad de Madrid hasta, al menos, el próximo 27 de marzo, en función de cómo vaya avanzando el control de la pandemia en la localidad. La medida, tomada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) -y que confirman desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y desde el Servicio de Notificaciones y Embargos de la capital- se habría tomado principalmente para "proteger" de un potencial contagio a los secretarios y comisiones judiciales que acuden a los lanzamientos. Desde comienzos de semana, los movimientos antidesahucios de España vienen exigiendo una moratoria similar a nivel estatal alegando, en este caso, que no se puede dejar en la calle a las familias en plena crisis sanitaria. 

Los portavoces consultados esperan que los juzgados de otras regiones repliquen esta medida en las próximas horas, como ya está sucediendo en juzgados de Alcorcón o Fuenlabrada, explican las mismas fuentes. En la mañana de este viernes, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha enviado una carta al presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, en la que solicita la suspensión de "todos los desahucios de personas vulnerables" en toda España. Por su parte, desde la PAH "creemos que esta moratoria debe extrapolarse a nivel estatal y a todo tipo de lanzamientos, no solo a los de las personas en riesgo, porque la salud pública está por encima de la vulnerabilidad", explica Alejandra Jacinto, portavoz de la plataforma. La PAH también exige una moratoria de los pagos hipotecarios como la que ha decretado Italia, así como la suspensión temporal de las rentas del alquiler, a fin de que no se produzca una avalancha de ejecuciones pasada la crisis. "También pedimos la paralización de todos los procesos judiciales que pueden acabar en desahucio para no añadir más presión a las mesas de emergencia municipales, ya de por sí saturadas" por la crisis del virus.

En Italia, el país europeo más sacudido hasta entonces por el Covid-19, se ha impulsado por el momento una moratoria hipotecaria que permite congelar el pago de las hipotecas a todas aquellas personas que se hayan quedado sin empleo o hayan sido despedidas temporalmente de sus empresas a causa de la pandemia. El plazo de la moratoria puede llegar hasta los 18 meses y, una vez vencido, los pagos se reinician en las mismas condiciones, sin ningún tipo de interés extra.

Esta moratoria se produce tras los últimos anuncios por parte del Ejecutivo en materia de vivienda. La pasada semana, el Gobierno de coalición formado por PSOE y Unidas Podemos aseguró que adoptará medidas dentro de la reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) para "evitar" los desahucios por impago en el alquiler de las viviendas de los grandes tenedores en aquellas zonas con precios tensionados. De igual manera, esta semana el Gobierno anunció la renovación de la prórroga a la moratoria de desahucios hipotecarios, una ley que nació en 2013 y que ha sido renovada con el paso de los años.

Normas
Entra en El País para participar