Covid-19

El sector turístico demanda flexibilidad fiscal y laboral para aplacar el impacto del coronavirus

Las patronales turísticas exigen medidas urgentes a las autoridades ante el creciente deterioro y la cuenta atrás para Semana Santa

Terraza en la ciudad de Valencia. El turismo en la capital del Turia se resiente por la anulación de las Fallas a consecuencia del coronavirus.rn rn
Terraza en la ciudad de Valencia. El turismo en la capital del Turia se resiente por la anulación de las Fallas a consecuencia del coronavirus. EL PAÍS

El turismo estrecha el cerco sobre las administraciones, a quienes piden medidas de urgencia como la flexibilidad fiscal y laboral para las empresas afectadas por el coronavirus. Las principales organizaciones del sector afirman que las reservas hoteleras están bajando y temen el efecto negativo que las limitaciones al turismo internacional pueda tener en el nivel de ocupación de Semana Santa.

"No juzgamos las medidas sanitarias, aunque empiezan a tener una repercusión insólita en el sector turístico español", reconoce por teléfono José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur. La asociación, de la que forman parte Amadeus, Globalia o Air Nostrum, pide medidas "potentes" para aliviar los problemas que el sector ya acusa ante el avance de la epidemia.

Exceltur sugiere posponer impuestos planteados por el Gobierno, como el del transporte aéreo, así como "diferir el pago de cargas impositivas mientras esto dure", indica Zoreda. Además, el portavoz pide "facilitar y agilizar" los ERTES para "minimizar los despidos" y líneas de créditos de la banca para las empresas con mayores problemas de liquidez. La firma especializada en distribución hotelera Mirai advierte en un informe al que ha accedido CincoDías de un descenso de las noches de hotel vendidas en la última semana de febrero respecto a la anterior, así como de una aceleración de las cancelaciones hoteleras para Semana Santa.

La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) ha pedido el aplazamiento de los pagos a la Seguridad Social por un periodo no inferior a tres meses, sin recargos ni intereses, a todo el sector hotelero ante la alerta sanitaria. Para garantizar la liquidez de las empresas, ha solicitado también el aplazamiento en el pago de impuestos de carácter local, como el IBI, el IAE o las tasas municipales. Asimismo, la patronal exige al Estado un paquete de medidas y desaconseja nuevos impuestos. Los hoteleros también piden que se aplacen durante al menos un año las tasas turísticas de ámbito local y regional.

El impacto ha llegado antes incluso de la Semana Santa al sector valenciano, que echa cuentas ante las pérdidas inmediatas del aplazamiento de las fallas, comunicado el martes. El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, reveló este miércoles que el retraso de esta fiesta y las medidas adoptadas que afectan al sector turístico tendrá un impacto de 700 millones de euros en la región. A última hora del día, el Ayuntamiento de la capital valenciana propuso el 15-19 de julio como fechas de celebración.

La Federación empresarial de hostelería de Valencia (FEHV) alerta de que la medida se haya tomado tan próxima al inicio de los festejos, "uno de los picos de gran actividad para el sector". La patronal hostelera valenciana asegura que "las empresas habían realizado ya las compras de productos y materia prima y habían realizado las contrataciones de personal". Los hoteleros de la provincia reforzaron un 60% su plantilla en 2019, indica FEHV, que solicita a las administraciones medidas de "ayudas y flexibilización fiscal y laboral a las empresas" en previsión de la bajada de turistas internacionales a las puertas de la Semana Santa.

La Asociación hotelera de Benidorm y Costa Blanca (HOSBEC) pone el acento en el "cambio de criterio en pocas horas" sobre esta fiesta y que se haya anunciado un aplazamiento en vez de la cancelación. HOSBEC explica en un comunicado que esto ha generado incertidumbre en las políticas de cancelación, la respuesta a clientes y a las aseguradoras de viajes o los contratos con proveedores y trabajadores.

La CEOE, por su parte, prevé trasladar este jueves al Gobierno una imagen conjunta de los problemas que enfrentan las empresas por el patógeno, indican fuentes de la patronal, que añaden que entre los sectores sobre los que recopila información se encuentra el turístico.

Airbnb

La plataforma Airbnb ha introducido nuevas políticas de reserva más flexibles para que tanto los anfitriones como clientes puedan cancelar o posponer sus reservas sin perder dinero, debido al brote del nuevo coronavirus, ha anunciado en un comunicado. Los anfitriones de Airbnb ya ofrecen políticas de reserva flexibles en alrededor del 60 por ciento de los alojamientos activos, según ha indicado la compañía.

Esta nueva iniciativa, dice Airbnb, tiene el objetivo de ofrecer "un equilibrio justo para la comunidad formada por anfitriones e invitados", y añade: "Cuando llega una crisis como la del coronavirus, sabemos que tanto anfitriones como invitados se ven afectados. Los anfitriones pierden beneficios de los que dependen para llegar a fin de mes. Los huéspedes están perdiendo ahorros de vacaciones".

Con la herramienta de 'Reservas más flexibles', los huéspedes que hayan reservado un alojamiento hasta el 1 de junio podrán cancelar su reserva y recibirán un reembolso del 100 por ciento de la tarifa de servicio con un cupón que podrán utilizar en el futuro.

Las patas afectadas del turismo

  • Hoteles: según los últimos datos de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM), la ocupación de los hoteles se ha desplomado y no supera de media el 15%. "Como consecuencia de la anulación y la cancelación de reservas, congresos y actividades similares, la asociación alerta también de que ya existe una pérdida de empleos". El sector hotelero de Madrid es uno de los motores de la región y genera casi 15.000 empleos, según AEHM.
  • Aerolíneas: Air Nostrum comunicó ayer por carta a sus trabajadores que el tráfico está cayendo "drásticamente". Hasta el momento la aerolínea ha cancelado, en coordinación con Iberia, más de 300 vuelos hasta finales de abril. Por su parte, la principal compañía aérea rusa, Aeroflot, anunció que cancela gran parte de sus vuelos con destino a ciudades de España, Italia, Alemania y Francia debido a la epidemia.
  • Cruceros: un informe reciente de Bloomberg señala que las tres mayores operadoras de cruceros (Carnival, Royal Caribbean y Norwegian) han perdido en menos de dos meses más de la mitad de su valor de mercado, lo que equivale a más de 42.000 millones de dólares. Según Cruise Market Watch, una web especializada, la corporación Carnival es líder en pasajeros e ingresos, seguida de Royal Caribbean y Norwegian, cada una con varias marcas.
Normas
Entra en El País para participar