Sánchez promete la cotización según ingresos y revisar la Ley de Morosidad

El Gobierno anuncia un plan de impulso del empleo autónomo y dice que estudiará que el IVA no se pague hasta que se cobre la factura

Lorenzo Amor, presidente de ATA (izquierda) conversando con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y Antonio Garamendi (derecha), presidente de la patronal CEOE.
Lorenzo Amor, presidente de ATA (izquierda) conversando con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y Antonio Garamendi (derecha), presidente de la patronal CEOE.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hizo ayer una serie de promesas a los más de tres millones de trabajadores autónomos que existen, manifestando su determinación de que los problemas del colectivo “queden resueltos esta legislatura”.

Sánchez hizo ayer estas promesas ante la asamblea de la Federación de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) que reeligió a su presidente, Lorenzo Amor, por cuarta vez y para los próximos cinco años. Ante un buen número de autónomos y otros líderes políticos como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, o el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, el presidente del Gobierno avanzó que su Ejecutivo “está trabajando ya” en su compromiso electoral de cambiar el sistema de cotización de los autónomos a la Seguridad Social, modificando la actual elección de bases de cotización por un sistema en el que estos trabajadores coticen por sus ingresos reales. “Es una medida de justicia social que garantiza una protección legislativa”, dijo Sánchez sobre esta futura reforma.

Se trata de un cambio de sistema muy controvertido, que enfrenta a las distintas asociaciones que representan a los trabajadores autónomos y que cuenta con no pocas dificultades técnicas de implantación, por lo que siempre que se ha abordado, ha sido pospuesto.

Junto a esto, Sánchez dijo a los autónomos que abordará otras dos de sus demandas históricas. La primera consistirá en la evaluación del actual régimen especial del criterio de caja para el pago del IVA y, en su caso, procederá a su “revisión y mejora”. En concreto, se comprometió a hacer este sistema de pago de impuestos más efectivo y que los trabajadores no tengan que abonar el IVA hasta que no cobren la factura.

Asimismo, Sánchez aseguró que su Gobierno también revisará la actual Ley de Morosidad para garantizar que los autónomos “cobran las deudas de otras empresas”.

Si bien, el líder del Ejecutivo no precisó si tiene intención de aprobar un régimen sancionador para esta ley, que es lo que exige el colectivo de autónomos. Ni tampoco se refirió a garantizar los pagos cuando el moroso es una administración pública.

Dicho todo esto, Sánchez, anunció también “un plan de impulso del empleo autónomo”, que recoja medidas para acompañar en cada una de las fases de desarrollo de la actividad de los trabajadores por cuenta propia. Si bien, nuevamente, no concretó ninguna de las medidas en las que piensa el Ejecutivo. Solo dijo que entre dichas medidas se prestará especial atención a la formación digital del colectivo.

Según las cifras que manejó ayer Sánchez ante este auditorio –en el que también estaban la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, u otros representantes del PSOE, del PP y de Vox– el 70% de los autónomos tienen más de 45 años y, por lo tanto, les supuso menos preparados digitalmente.

De hecho, aseguró que solo uno de cada tres trabajadores de este colectivo es “digitalmente competitivo”, y que este grupo ingresa tres veces más que el promedio de los autónomos no formados tecnológicamente, o cobran el 39% más que la media de los asalariados. Por ello, insistió en que priorizará la formación digital del colectivo.

Además, otra de las cuestiones que Sánchez prometió hacer esta legislatura es constituir “cuanto antes” el Consejo del Trabajo Autónomo. Para ello instó a las principales asociaciones de autónomos, ATA, UPTA y Uatae a llevar a cabo dicha constitución porque es “el mejor cauce” de diálogo entre el Gobierno y este grupo de trabajadores.

Por su parte, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, pidió a Sánchez que “las medidas que se tomen en cada una de las administraciones tengan muy en cuenta la realidad, el día a día de los que creamos empleo”. En este sentido, exigió que las normas en materia laboral o fiscal “midan las consecuencias con el rasero de un autónomo”. En esta línea, apeló a “leyes justas” y “consensuadas” y de las que “luego no nos tengamos que arrepentir”.

 

  • Cambios urgentes. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez arremetió ayer contra la práctica fraudulenta de muchas plataformas digitales que contratan mercantilmente a trabajadores autónomos bajo condiciones laborales de un trabajador asalariado y para puestos por cuenta ajena. “La tecnología y las plataformas digitales no pueden venir a precarizar el trabajo y a desproteger a los autónomos”, dijo ayer taxativamente el líder del Ejecutivo. Es más, hizo hincapié en que los autónomos “no pueden serlo de pega”, en referencia a la figura de los falsos autónomos. A este respecto, “se justifica la urgencia con la que tenemos que abordar cambios en el mercado laboral”, señaló.

  • Petición a Díaz. Representantes de la patronal, los sindicatos y empresas tecnológicas pidieron ayer a la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, que lleve al diálogo social la regulación de las nuevas formas de empleo surgidas en torno a las plataformas digitales. El director de asuntos públicos de Glovo, Miguel Ferrer, defendió en un foro organizado por Efe que en lugar de falsos autónomos, se debe hablar de nuevas formas de empleo. Pero en Trabajo creen que estos trabajadores deben ser asalariados.
Normas
Entra en El País para participar