Fondos

Paramés se blinda en la presidencia de Cobas ante la debacle de sus fondos

El ex de Bestinver cambia los estatutos para mantenerse hasta 2023

Paramés se blinda en la presidencia de Cobas ante la debacle de sus fondos

El gurú de las finanzas, Francisco García Paramés, quiere más tiempo al frente de Cobas. Pese a que desde que abandonó Bestinver y lanzó su propia aventura Paramés sus productos estrella pierden en torno a un tercio de lo invertido, el llamado Warren Buffett español acaba de cambiar los estatutos de su gestora para blindarse en su presidencia tres años más, hasta 2023. Un periodo igual al que lleva ya al frente, en el que sus vehículos pierden hasta un 35%.

Cuando Paramés lanzó su esperada gestora en solitario se comprometió con sus futuros partícipes a que solo estaría al frente como presidente tres años. Y así lo reflejó en sus estatutos, en una medida que comprometía a todo el consejo. Tres años es el periodo que habitualmente se toma como referencia para evaluar si un fondo de inversión es rentable.

Este periodo de tres años vence en 2020. Un momento en el que Paramés –con 1.161,8 millones en patrimonio bajo gestión a cierre de enero, según Inverco– cosecha pérdidas en todos sus vehículos españoles. Su primer fondo y el que más patrimonio gestiona, Cobas Selección, cae un 31,49% desde su lanzamiento en 2016, antes incluso de que la CNMV diese el visto bueno a la gestora. El segundo más grande, Cobas Internacional, pierde un 35,76%. El de Iberia y el de Grandes Compañías se dejan un 14,35% y un 35,4%, respectivamente. Todos ellos desde su lanzamiento hace justo tres años. El único de renta fija, Cobas Renta, pierde un 7%.

Para poder mantenerse al frente de Cobas, Paramés ha cambiado los estatutos en la gestora, según ha constatado CincoDías en el registro de la CNMV. Ha prolongado ese periodo máximo de permanenecia en el cargo de tres a seis años. Es el máximo que establece la ley de sociedades de capital.

Junto a Paramés –que figura en la CNMV como presidente, consejero delegado y director general–, la medida afecta al resto del consejo. Este órgano está formado por Miguel Celestino del Riego, Valeriano Hernández-Tavera Martín, María de los Ángeles León López y Luis Enrique Palencia Herrero.

Un mantra repetido hasta la saciedad por los gestores value –entre los que se integra Paramés– es que para evaluar correctamente la evolución de sus fondos hay que dejar pasar el tiempo. Esta filosofía de inversión se basa en buscar las joyas del mercado. Se trata de compañías que hayan sufrido severos castigos de los inversores y los gestores consideran que los fundamentales no justifican esas valoraciones. Esto es, buscan comprar barato en compañías con mucho potencial alcista.

En estos años Paramés ha localizado con más o menos dificultad compañías en problemas. El problema está en que estas empresas no han tenido la evolución positiva que el gestor y su equipo esperaban. Un ejemplo paradigmático es el de Arytza. Se trata de un productor suizo de masas congeladas, que en los tres últimos años ha entrado en una complicada situación financiera tras realizar sucesivas ampliaciones de capital. En el mercado español, destacan inversiones en Dia o Duro Felguera.

El propio Paramés reconoció en su última Conferencia Anual de Inversores la complicada situación de los vehículos que gestiona. Pidió "paciencia" a sus partícipes y señaló las oportunidades del mercado actual para la inversión value, al tiempo que afirmó que ya no cuenta con más "errores" en su cartera.

Sin embargo, parece que a los inversores se les va acabando la paciencia conel gurú español de las finanzas. Cobas encadena varios meses de reembolsos netos. En 2019 salieron de sus fondos 37,11 millones de euros, según los datos de Inverco. A estos se suman otros 23,45 millones en enero.

Normas
Entra en El País para participar