Distribución

Los súper piden a Planas aclarar qué ofertas quedan prohibidas por el real decreto

Las medidas de urgencia para el campo incluyen prohibir ofertas que “banalicen” los productos

El ministro de Agricultura, Luis Planas.
El ministro de Agricultura, Luis Planas.

Los representantes de las principales patronales del sector de la distribución organizada, Anged, Asedas y Aces, pidieron ayer al ministro de Agricultura, Luis Planas, una mayor claridad en uno de los puntos del real decreto de medidas urgentes para el campo aprobado la semana pasada.

Se trata de la prohibición de promociones “que induzcan a error sobre el precio e imagen de los productos o que perjudiquen la percepción en la cadena sobre la calidad o el valor de los productos (...) banalizando una actividad esencial para la economía y sociedad”, como reza el texto.
Este añade que estas ofertas deben basarse en los principios de “acuerdo y libertad de pactos, interés mutuo y flexibilidad”, y debe constar el acuerdo explícito de las partes en cuanto a plazos, precios y volúmenes.

Se trata, sobre todo, de “cuestiones de interpretación jurídica en las que hay que profundizar para que no haya dudas”, explicó a este periódico Ignacio García Magarzo, director general de Asedas, organización que representa al 70% de la superficie comercial de los supermercados en España.
La reunión con Planas, la primera que el ministro de Agricultura ha mantenido con estas asociaciones, se centró en el análisis del real decreto, que los representantes empresariales se comprometieron a cumplir de inmediato. Tanto estos como los servicios técnicos del ministerio de Agricultura se han emplazado para las próximas semanas para aclarar las dudas de interpretación que surgen del texto, y que pueden llegar a afectar a la relación de las empresas de distribución con sus clientes.

Fiab, la patronal del sector de alimentación y bebidas, mostró sus dudas hace unas semanas sobre la aplicabilidad del punto referido a la inclusión en los contratos de los costes de producción. A diferencia de esta interpretación, los representantes de las empresas de distribución se consideran el desarrollo de este punto suficientemente claro para su aplicación.

El ministerio, por su parte, explicó que Planas destacó "la necesidad de que todos los agentes de la cadena de valor y de las comunidades autónomas tomen conciencia de la situación de crisis que vive el sector agrario español y trabajen de manera coordinada para lograr una retribución justa para los productores, además de un mayor reconocimiento social por su trabajo".

El ministro de Agricultura, por otra parte, también recibió en la mañana de ayer a representantes de El Corte Inglés, encabezados por su consejero delegado Víctor del Pozo. Hoy hará lo propio con representantes de Makro.

Normas
Entra en El País para participar