Teléfono. ¿De verdad un gasto así es tan difícil de deducir en autónomos?

Uno de los gastos más comunes en autónomos es, a su vez, uno de los más complicados de deducir.

deducibilidad autónomos teléfono

Si eres un trabajador autónomo o estás a punto de serlo, con casi toda probabilidad te habrás preguntado qué ocurre con los gastos del teléfono, una herramienta absolutamente imprescindible para cualquier empresario.

Como sabrás, el profesional autónomo tiene la posibilidad de deducirse determinados gastos relacionados con su actividad, como pueden ser la gasolina o la compra de maquinaria. Con el teléfono existe una delgada línea, ya que por lo general el empresario suele usarlo tanto para el trabajo como para asuntos personales. Si acudimos a la propia página web de la Agencia Tributaria es donde encontramos claramente especificada la dificultad para poder deducirlo con facilidad. 

Uso exclusivo

Para dicha entidad, el asunto está claro: sólo si lo usas exclusivamente para temas laborales es posible deducir el gasto. Pero si lo usas también para asuntos particulares, no será posible. Así las cosas, para que el gasto sea deducible existen tres requisitos imprescindibles: que esté vinculado exclusivamente a su actividad económica, que el gasto esté generado durante el periodo que corresponda y que éste se justifique a través de facturas a su nombre. Y, como no, que lo tengas registrado como tal en tu actividad.

El diferenciar la factura es lo más complicado en el caso del móvil, por lo que puede ser interesante tener una línea aparte, cuya factura sí pueda imputarse de forma exclusiva a la relación con clientes.

Así lo recomiendan desde el portal Supercontable.com. En esta web especializada, Mateo Amando ha analizado la cuestión. Recuerdan que, en caso de Inspección, será necesario demostrar claramente la diferenciación de las llamadas a clientes o personales. Y esto sólo puede hacerse separando las líneas empresariales y particular, con factura también diferenciada.

La recomendación, por tanto, es seguir las pautas anteriores. Y, además, que la factura esté a nombre del autónomo o Sociedad en cuestión, si fuera el caso. En el caso de que tengas un teléfono fijo en tu local todo será más fácil, pues ya estará separada de otro tipo de líneas que se usen para título particular.

¿Y si tengo la oficina en casa?

En ese caso, la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo introdujo desde 2018 una nueva regulación relacionada con los gastos deducibles. En el caso de los profesionales por cuenta propia que trabajan desde casa es posible deducirse una parte de los gatos de luz, agua, gas o teléfono.

No obstante, y esta es una queja de las principales asociaciones del colectivo, aún existen muchas trabas y muchos trámites para poder hacer efectivo esa deducción.

Normas
Entra en El País para participar