La inversión en España del fondo noruego roza los 19.000 millones de euros

El vehículo creado para financiar las pensiones generó un retorno del 20% el año pasado

Una plataforma petrolífera en Noruega.
Una plataforma petrolífera en Noruega.

El fondo soberano de Noruega pisa fuerte en España. El vehículo creado hace 20 años para financiar las pensiones públicas con los ingresos de las explotaciones petrolíferas cuenta ya con inversiones en compañías y bonos españoles por valor de 191.680 millones de coronas noruegas (unos 18.800 millones de euros).

El grueso de la exposición a España del fondo gestionado por Norges Bank Investment Management (una división financiera del Banco de Noruega) se concentra en Bolsa. En concreto, tiene una posición en compañías cotizadas españolas por un valor de 117.220 millones de coronas (11.700 millones de euros). Su inversión en deuda pública emitida por el Tesoro asciende a 69.795 millones de coronas (6.900 millones de euros). El resto corresponde a algunas emisiones de bonos de empresas (Ibercaja Banco, Liberbank, Telefónica) y a varias compras de activos inmobiliarios no cotizados.

El peso de la exposición a España creció levemente durante el pasado ejercicio, al pasar del 1,8% del total de activos del fondo en 2018, al 1,9% al cierre de 2019. Se trata del tercer mayor país de la eurozona donde invierte este vehículo, después de Alemania y Francia. La mayor exposición del fondo está en Bolsa de Estados Unidos, con casi el 40% de la exposición total.

El fondo Noruego controla un 3,4% de las acciones de Iberdrola, un 5,1% de Técnicas Reunidas, y un 2,6% de Banco Santander y de BBVA.

Unos resultados históricos

  • Rentabilidad. Los activos del fondo de las pensiones de noruega se revalorizaron un 19,9% el año pasado, lo que supone unas plusvalías de 166.000 millones de euros. Un récord histórico, tanto en términos absolutos como relativos. El Gobierno tan solo utilizó un 1% de estas plusvalías para sus cuentas de 2019.
  • Bolsa. Las inversiones en renta variable, que representan dos terceras partes de los activos del fondo, lograron un retorno medio del 26%.
  • Renta fija. Los bonos en los que invierte el fondo de las pensiones de Noruega tuvieron una revalorización durante el ejercicio 2019 del 7,6%.
  • Efecto divisa. Las coronas noruegas se depreciaron el año pasado respecto a muchas monedas de otros países. Esto hizo que las inversiones en otras geografías, al estar contabilizadas en monedas locales, se apreciaran, por lo que el efecto divisa fue positivo para el fondo por un importe de 127.000 millones de coronas (12.400 millones de euros).
  • Apple. La compañía que tiene un mayor peso en el fondo noruego es el fabricante de teléfonos y ordenadores Apple, con una participación equivalente a 11.500 millones de euros.
  • Tecnológicas. La apuesta por las compañías tecnológicas es muy decidida, con participaciones enormes en Microsoft, Alphabet (matriz de Google), Amazon, Alibaba, Taiwan Semicoductors, Samsung, Tencent. También tiene muchas farmacéuticas.

Este vehículo se nutre cada año con los ingresos fiscales por las licencias de explotación petrolífera. Durante el pasado ejercicio, supero la barrera de los 10 billones de coronas noruegas de valor bursátil y el billón de euros.

Aunque el petróleo está detrás de la fundación del fondo, su gran éxito han sido las buenas inversiones. Durante el año pasado, el valor de este vehículo se revalorizó un 19,9%, lo que supuso aportar 166.000 millones de euros de plusvalías a los noruegos para garantizar una jubilación holgada. Del valor actual del fondo, solo un tercio se debe a los ingresos petrolíferos.

En busca de un sucesor

Uno de los responsables del éxito del fondo es Yngve Slyngstad, consejero delegado de Norges Bank Investment Management (NBIM), la entidad mandatada por el Ministerio de Finanzas noruego para administrar el producto. Slyngstad, tras 11 años llevando las riendas del fondo, anunció hace dos meses que se jubilaba (con 55 años) y el Banco de Noreuga ha decidido abrir un concurso público para encontrar un sucesor.

El plazo de presentación de candidaturas se cerró la semana pasada y el organismo público ha decidido evaluar a ocho aspirantes. Cinco de ellos son noruegos y otro es un candidato que ha decidido no hacer pública su identidad. Pero, además, hay dos candidatos internacionales: un directivo británico, que reside en Irlanda del Norte, y un consultor de asesoramiento de financiero residente en Singapur, y de solo 30 años.

190.000 euros 'per capita'

Los noruegos son los europeos mejor preparados para su jubilación. Al menos, en términos financieros. El valor total del fondo de las pensiones tiene un valor en la actualidad de 10,38 billones de coronas, lo que equivale a en torno a un billón de euros. Dado que en el país viven 5,3 millones de personas, a cada ciudadano le corresponderían a unos 190.000 euros de pensión.

Por el momento, el Gobierno noruego tan solo utiliza el fondo puntualmente. Retira una pequeña parte de las ganancias, para contribuir a las cuentas públicas. Esto le permite hacer frente al 20% de sus Presupuestos.

Como norma general, el Ejecutivo se ha propuesto no utilizar más allá de las rentabilidades generadas por el vehículo. Pero realmente, el uso que está haciendo del mismo es mucho menor. El país quiere tener recursos preparados para cuando el maná petrolífero deje de brotar.

Normas
Entra en El País para participar