El beneficio de Meliá retrocede un 19,8% por la ausencia de plusvalías

Avisa que el coronavirus ya le ha impactado por cancelaciones en el Mobile y Milan

El beneficio de Meliá retrocede un 19,8% por la ausencia de plusvalías

La hotelera Meliá cerró el pasado ejercicio con un beneficio neto de 121,7 millones de euros, lo que supone un 19,8% menos o un ajuste de 30 millones de euros. Un retroceso que el consejero delegado de la compañía, Gabriel Escarrer, justificó por la ausencia de plusvalías y por la tormenta perfecta que vivió el sector turístico y la compañía. "Los resultados de Meliá en 2019 se sitúan en línea con las expectativas, acusando la confluencia de varios extraordinarios con un impacto sin precedentes en algunos destinos. Las tensiones geopolíticas en Cuba, la incertidumbre generada por el brexit, la ralentización de la economía mundial o ciertas contingencias como la crisis del sargazo en México o la campaña de desprestigio que cuestionó los niveles de seguridad en la República Domicana, un destino clave para el grupo", subrayó en la nota que acompañaba a los resultados de la firma en 2019. Pese a ello, Escarrer destacó que los ingresos recurrentes se mantuvieron sin cambios (1.790 millones) y que el ebitda sin plusvalias solo retrocedió un 2,3% hasta los 470,9 millones de euros.

Las perspectivas para este año son positivas tanto para el entorno urbano y vacacional, aunque en ambos segmentos están sujetas al impacto imprevisible que pueda tener la crisis del coronavirus. "La compañía ha acusado cierto impacto por la cancelación del Mobile de Barcelona o algunos eventos en Milán. En cualquier caso, mantiene la prudencia en sus previsiones, ante la evolución que pueda tomar la gestión de la alerta y el impacto consiguiente", recalca. Ante la posibilidad de que la crisis no se pare en Italia y prosiga extendiendo su huella por España, la compañía confirma que cuenta con un plan de contingencia que recoge respuestas en el ámbito de salud, seguridad pública, operativa, legal y financiera. No obstante reconoce el impacto negativo que están sufriendo los cinco hoteles que tiene en China. "En general, el sector en China en estos momentos está paralizado a la espera de que las medidas implantadas causen el efecto deseado. Si eso se produce, el retorno a la normalidad podría ser relativamente rápido en base a la experiencia de brotes similares en el pasado". De hecho, la compañía ya devolvió el dinero de las reservas y renunció a los gastos de cancelación en sus hoteles en China. Meliá devolverá el dinero de las reservas y renunciará a los gastos de cancelación en sus hoteles chinos

La deuda neta, teniendo en cuenta los criterios previos a la entrada de la nueva normativa sobre arrendamientos (que ha obligado a la firma a computarlos como pasivo) desde el 1 de enero de 2019, se redujo hasta los 592,5 millones, con un ratio de apalancamiento de 2,11 veces ebitda.

 

Normas
Entra en El País para participar