Cuenta de resultados

Endesa ganó un 88% menos, tras ajustar 1.409 millones por el cierre de las centrales de carbón

La compañía destinará el 100% del beneficio a dividendos, y abonará 1,475 euros por acción

José Bogas, consejero delegado de Endesa.
José Bogas, consejero delegado de Endesa.

Endesa ha registrado un resultado neto de 171 millones de euros en el ejercicio 2019, lo que supone una disminución del 87,9% frente a los 1.417 millones de euros obtenidos en el ejercicio anterior. La fuerte caída se debe a ajustes por 1.409 millones de euros correspondientes, por una parte, al fin de la producción de sus dos centrales de carbón de importación, las de As Pontes (La Coruña) y Litoral, en Carboneras (Almería), que supuso un cargo de 1.105 millones. Además, ha dotado otros 304 millones correspondientes a ajustes relacionados la orden de retribución en los Territorios No Peninsulares (Baleares, Canarias,  Ceuta y Melilla).

El resultado neto estuvo por debajo de los 480 millones de beneficio neto estimado por Bloomberg. Además del cierre de las centrales de carbón, Endesa ha anunciado que debido a la orden del cálculo de la retribución de producción de energía eléctrica en los territorios no peninsulares aprobada en diciembre de 2019, se ha anotado pérdidas por deterioro por 404 millones. 

La acción, que inició la sesión con una caída del 2%, se ha recuperado en pocos minutos y sube un 0,3%. La compañía ha anunciado que destinará el 100% del resultado a dividendo, y que supondrá para 2019 un pago bruto de 1,475 euros por acción en efectivo. Endesa señala que el registro contable del deterioro "no tiene impacto alguno en la determinación de la remuneración del accionista del ejercicio 2019".

En cuento a la operativa del grupo, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 3.841 millones, un 5,9% más que los 3.627 millones de un año antes. El resultado ordinario neto por su parte se situó en 1.562 millones, un 3,4% más. 

Los ingresos del ejercicio 2019 se situaron en 20.158 millones de euros, un 0,2% menos que en 2018. Endesa explica que, en un año caracterizado por precios más bajos, la demanda acumulada peninsular de energía eléctrica ha disminuido un 1,7% mientras que en Territorios No Peninsulares (TNP) aumentó un 0,9% en las Islas Baleares y el 0,4% en Canarias. En este entorno, la producción eléctrica de Endesa del ejercicio 2019 ha sido de 61.402 GWh, un 17,2% inferior.

Durante el ejercicio 2019 Endesa ha distribuido 116.611 GWh en el mercado español, un 0,4% menos que en el ejercicio 2018. El ingreso regulado de la actividad de distribución durante el ejercicio 2019 ha ascendido a 2.266 millones de euros (aumento del 2,6%).

En concreto, el área de generación y comercialización obtuvo pérdidas por 823 millones, mientras que Distribución ganó 1.077 millones. 

Política de dividendos

El consejo de administración de Endesa aprobó en noviembre que el dividendo ordinario por acción  con cargo a 2019 y 2020 igual al 100% del beneficio ordinario neto atribuido. Para el ejercicio 2021, el pago será el 80% del resultado y en 2020, el 70%. 

Endesa señala que la intención del consejo es que el pago del dividendo ordinario se realice "exclusivamente en efectivo" mediante su abono en dos pagos (enero y julio). La propuesta de aplicación del resultado del ejercicio 2019 que presentará a la junta será la distribución a sus accionistas de un dividendo total por un importe bruto de 1,475 euros por acción. Teniendo en cuenta que ya ha adelantado el 2 de enero 0,7 euros, como dividendo a cuenta, el dividendo complementario con cargo al resultado del ejercicio 2019 sería igual a 0,775 euros brutos por acción.

Normas
Entra en El País para participar