Covid-19

Los contagios se duplican en Italia y superan los 220, con siete muertos

Colas en los supermercados ante el temor al coronavirus

Ciudadanos protegidos con máscaras hacen cola delante de un supermercado en la ciudad de Casalpusterlengo, de donde el Gobierno ha prohibido salir.
Ciudadanos protegidos con máscaras hacen cola delante de un supermercado en la ciudad de Casalpusterlengo, de donde el Gobierno ha prohibido salir. AP

Una séptima persona ha fallecido en Italia, en la región de Lombardía por el coronavirus: un hombre de Como (Lombardía) de 62 años, según indicaron las autoridades. Los casos de contagio superan los 220, informó el jefe de la Protección Civil, Angelo Borrelli. Las víctimas mortales de este lunes eran personas que superaban los 80 años. Los otros tres fallecidos son una mujer que murió en la provincia de Cremona, un hombre de 78 años de Vo' Euganeo, en la provincia de Padua (Véneto), y una mujer de 77 años que estuvo en Codogno y que dio positivo al virus en una prueba realizada tras su muerte. 

Los contagios se han duplicado desde que ayer se comunicaran 112 positivos. "El número de infectados está aumentando, indicó a Efe el presidente de la región de Lombardía, Attilio Fontana. "Esperemos que las medidas que hemos tomado ayuden a frenar el contagio", añadió, admitiendo que nadie podía pensar "que fuese tan agresiva la difusión" del virus.

El temor a que la difusión sea mayor ha llevado a las regiones de Piamonte, Lombardía, Véneto a tomar medidas extraordinarias durante al menos esta semana, por lo que se han suspendido todas las fiestas, eventos, como el carnaval de Venecia, manifestaciones culturales y deportivas y cerrado museos, escuelas y universidades.

Las autoridades han prohibido los desplazamientos hacia y desde una zona cercana a Milán, epicentro de los contagios, donde viven aproximadamente 50.000 personas. Las autoridades aplicaron nuevas

Por otra parte, el tráfico ferroviario entre Austria e Italia se ha normalizado tras unas cuatro horas de suspensión debido al temor de que dos personas con síntomas de fiebre y tos que viajaban en un tren procedente de Venecia y con destino a Múnich (Alemania) pudieran estar contagiadas con el coronavirus, algo que finalmente no se confirmó. "En este caso todas las autoridades han actuado de forma rápida y con la máxima precaución", destacó el ministro del Interior, Karl Nehammer, citado por la televisión pública austríaca ORF.

 El ministro de Sanidad francés, Jean-Baptiste Djebbari, ha descartado en todo caso el cierre de las fronteras. "Cerrar los pasos no tiene sentido; la circulación del virus no se limita a las fronteras administrativas", aseguró.

Miedo entre los ciudadanos

Los medios de comunicación italianos se hacen eco hoy del asalto a los supermercados debido a la histeria colectiva por la difusión del coronavirus, a pesar de que no existe ningún tipo de restricción de apertura de los comercios, ni problemas en el aprovisionamiento, como recordó anoche el presidente del Gobierno italiano, Giuseppe Conte.

El asalto a los supermercados no solo se ha producido en las once localidades aisladas en las regiones de Lombardía y Veneto, consideradas el epicentro del brote, sino que se ha extendido a las grandes ciudades como Milán.

Además de haber vaciado los estantes sobre todo de agua, pasta y otros productos de larga conservación, prácticamente están agotados en todos los supermercados y farmacias los productos desinfectantes como la lejía y los geles de manos o toallitas húmedas, así como los guantes de latex o las mascarillas.

Incluso los dirigentes de una de las más importantes cadenas de supermercados en Italia se vieron obligados a emitir un comunicado de prensa tranquilizador: "Estamos listos para enfrentar cualquier necesidad. Los almacenes están llenos, solo se trata de transportar los productos a los estantes".

Normas
Entra en El País para participar