El Gobierno logra su objetivo de rebajar la deuda pública por debajo del 96%

La deuda del conjunto de las administraciones públicas cae en 2019 al 95,5% del PIB el dato más bajo desde 2012

El Gobierno logra su objetivo de rebajar la deuda pública por debajo del 96% pulsa en la foto

La deuda pública española descendió a cierre de 2019 hasta el 95,5% del PIB, permitiendo al Gobierno lograr su objetivo de rebajarla por debajo del umbral del 96% hasta situarse en su nivel más bajo desde el año 2012.

Así se deriva de los datos adelantados este martes por el Banco de España, que revelan que la deuda del conjunto de las administraciones públicas descendió hasta situarse en un saldo de 1.188.893 millones de euros, según el Procedimiento de Déficit Excesivo (PDE.

El Ejecutivo ha destacado el descenso logrado bajo la presidencia del Pedro Sánchez, con una rebaja de 2,1 puntos porcentuales desde el 97,6% registrado en el año 2018 y una caída de 3,1 puntos frente al 98,6% de 2017.

La deuda pública española sufrió un importante repunte en los últimos años hasta situarse en el 100,7% del PIB en 2014, año desde el que ha ido descendiendo progresivamente.

“El proceso de consolidación fiscal impulsado por el Gobierno está permitiendo la reducción sostenida de la ratio de deuda pública sobre el PIB”, ha celebrado en un comunicado el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital en el que subraya que “la disminución en 2019 ha sido cuatro décimas superior al objetivo remitido en octubre por el Gobierno a la Comisión Europea en el Plan Presupuestario de 2020, que era del 95,9% del PIB”.

La mejora de la deuda pública contrasta con la rebaja del déficit público, pues aunque el Ejecutivo comunicó a Bruselas que cerraría 2019 rebajándolo del 2,5% al 2%, a falta de conocer el dato definitivo, expertos como los del Banco de España asumen ya que fue un año perdido en este campo que culminó con el mismo agujero fiscal.

Bruselas, en todo caso, viene advirtiendo a España de que su prioridad debe ser la reducción de la elevada deuda pública, hasta un umbral prudente del 60% del PIB. Un largo camino por delante del que el Ejecutivo acaba de sellar unos primeros pasos en positivo.

“Esta disminución ha sido posible gracias al importante descenso de la emisión neta del Tesoro, que se situó el pasado año por debajo de los 20.000 millones de euros, la menor cifra desde 2007”, lo que Economía achaca “a la confianza de los inversores en la economía española, que se está traduciendo en una reducción sostenida de la prima de riesgo, y a la gestión más eficiente de la tesorería de las Administraciones Públicas”.

También influyó, no obstante, un cambio metodológico sobre el Consorcio de Compensación de Seguros que redujo la deuda en 3.798 millones (un 0,3% del PIB).

Normas
Entra en El País para participar