China baja los tipos de interés a medio plazo para combatir los efectos del coronavirus

El Banco Popular de China recorta en 10 puntos básicos el tipo de interés para préstamos a un año

China baja los tipos de interés a medio plazo para combatir los efectos del coronavirus

Las autoridades chinas vuelven a tomar medidas para reducir el impacto económico derivado de la crisis del coronavirus. El Banco Popular de China (BPC) ha anunciado la adjudicación de 200.000 millones de yuanes (unos 26.435 millones de euros al cambio), recortando en 10 puntos básicos el tipo de interés en los préstamos con vencimiento a un año, que pasará así a situarse en el 3,15% desde el anterior 3,25%, lo que implica el menor coste de financiación a medio plazo desde hace casi tres años.

Esta medida, tal y como informó la autoridad monetaria del gigante asiático en un comunicado emitido este lunes, trata de “garantizar una liquidez abundante y razonable en el sistema financiero”. Además, el organismo chino ha celebrado una operación de recompra inversa por importe de 100.000 millones de yuanes (13.217 millones de euros) con vencimiento a siete días y un interés del 2,40%.

“El Banco Popular ha dado un paso más para ayudar a los bancos y prestatarios a sobrellevar la interrupción económica del brote de coronavirus”, señaló, en declaraciones recogidas por agencias, Julian Evans-Pritchard, economista senior de Capital Economics, para quien este movimiento ayudará a reducir los tipos de la parte a más largo plazo de la curva. “Pero probablemente se necesitará más relajación”, ha advertido.

No es la primera vez que las autoridades del país toman medidas para contrarrestar los efectos económicos de la epidemia del Covid-19. El pasado 3 de febrero, en una primera intervención ante la creciente crisis del coronavirus, el BPC rebajó los tipos de interés aplicados a las entidades que participan en sus operaciones de refinanciación a corto plazo al inyectar 1,2 billones de yuanes (158.559 millones de euros).

De este modo, el instituto emisor chino redujo al 2,40%, desde el 2,50%, el tipo de interés aplicado en la subasta de liquidez con vencimiento a siete días, mientras que en las operaciones a dos semanas rebajó el coste de financiación en otros 10 puntos básicos, hasta el 2,55%. Entonces, el organismo indicó que estas medidas buscaban “mantener una liquidez razonable y abundante en el sistema bancario”, así como una “mayor estabilidad en el mercado de divisas durante el periodo de control de la epidemia”.

 Este tipo de medidas, en opinión de los expertos de Nomura, llegan con algo de retraso. El banco de inversión japonés bajó este lunes sus perspectivas de crecimiento para China hasta el 3% en el primer trimestre del año, lo que supone una caída de tres puntos porcentuales respecto a las cifras de los últimos tres meses de 2019. De hecho, según las previsiones de la entidad nipona, la epidemia supondrá para China la mayor caída trimestral del PIB desde la masacre de Tiananmen, ocurrida en 1989. Los efectos, según Nomura, también serán mayores que los provocados por el SARS en 2003, debido sobre todo a la gran dependencia que China tiene ya del sector terciario, uno de los que más está sufriendo las consecuencias del virus.

El PIB nipón cae un 1,6% al cierre de 2019

En plena crisis del Covid-19 el pesimismo ha llegado a Japón. Según los datos publicados este lunes por el Gobierno nipón, la economía del país se contrajo un 1,6% a lo largo de los últimos tres meses de 2019. De mantenerse la caída, la tasa anualizada llegaría al 6,3%, el peor dato desde 2014. El principal motivo no se encuentra en la expansión del virus, sino en el desplome del gasto de los hogares –del 11,3% interanual y del 2,9% intertrimestral–, atribuido al nuevo incremento del impuesto sobre el consumo (IVA).
Aunque la epidemia no parece tener un efecto directo, el Gobierno ha confirmado que se “mantendrá vigilante por el impacto del coronavirus” en el consumo doméstico, que representa cerca del 60% de la economía.

Normas
Entra en El País para participar