La subida de Cellnex anima a las telecos a segregar las torres con rapidez para captar valor

Goldman sube el precio objetivo de la acción de Cellnex a 58 euros y prevé más compras

Tras duplicar tamaño en 2019, sube un 23% desde principios de año

Tobías Martínez, CEO de Cellnex, durante la última junta de accionistas.
Tobías Martínez, CEO de Cellnex, durante la última junta de accionistas.

Cellnex registró este viernes un nuevo máximo histórico, al llegar a 47,41 euros, con una capitalización bursátil de 18.268 millones de euros. Tras duplicar tamaño en 2019, los títulos acumulan una revalorización desde principios de año del 23,5%, con una subida el viernes del 2,77%. Es, de nuevo, el mejor valor del Ibex en 2020.

El tirón ha venido motivado por la mejora en las recomendaciones, de forma drástica, por parte de Goldman Sachs y Barclays. Goldman ha otorgado a la acción de Cellnex, mayor grupo europeo del sector, un precio objetivo de 58 euros con la recomendación de comprar, gracias a la apuesta por el crecimiento orgánico, especialmente en Francia. Estos analistas destacan también el potencial de crecimiento a través de adquisiciones. “Vemos que permanecen oportunidades de crecimiento significativas que podrían apoyar a la empresa a duplicar el precio de su acción”, dicen.

Goldman Sachs apunta a que hay potenciales acuerdos, valorados en su conjunto en cerca de 20.000 millones de euros.

Barclays ha elevado el precio objetivo de la acción de Cellnex de 32 a 45 euros, ante el potencial de crecimiento a través de compras en el segmento de la fibra como conectividad para las torres, dada la necesidad de las operadoras de mejorar su cobertura.

Este periodo de brillantez en Bolsa de Cellnex y las empresas de infraestructuras de telecos parece estar forzando a las operadoras a acelerar en los procesos de segregación de torres con la creación de divisiones específicas. No quieren perder esta oportunidad de extraer el mayor valor posible a estos activos en un momento de gran atractivo en los mercados financieros.

Vodafone ha acelerado en la creación de su TowerCo europea con el objetivo de salir a Bolsa a principios de 2021. Los analistas han valorado estos activos en hasta 20.000 millones de euros. Esta semana, Vodafone ha formalizado la segregación de sus torres en España, que han sido transferidas a una nueva filial, Vodafone Towers Spain. La compañía, además, no descarta, al margen de la OPV, cerrar alguna operación de venta en algún país europeo en particular.

Orange también ha incluido en su plan estratégico la creación de TowerCos en la mayoría de países europeos, empezando por Francia y España en 2020. “Vamos a segregar nuestras torres para crear una TowerCo”, dijo Laurent Paillassot, consejero delegado de Orange España, esta semana, indicando que entrará en operaciones en 2021. Orange España ya cerró en diciembre la venta de 1.500 torres a la propia Cellnex por 260 millones de euros.

Por su parte, Telefónica está en proceso de configuración de la nueva Infra, que agrupará sus activos de infraestructuras, encabezados por su participación en Telxius. “Telefónica Infra está abierta a distintos esquemas de participación accionarial, mayoritaria o minoritaria”, dijo el grupo, que está abierto a dar entrada a socios. Telefónica ha cerrado recientemente ventas de torres en distintos países, la última en Brasil, tanto a la citada Telxius como a terceras empresas (en diciembre acordó con Phoenix Tower la venta de 2.029 torres en Ecuador y Colombia por 290 millones).

Telefónica y Vodafone también prevén monetizar CTIL, la sociedad participada al 50% que agrupa sus respectivas torres en Reino Unido, en la que podrían dar entrada a algún inversor. La noruega Telenor también está en proceso de revisión de sus activos en este ámbito, al igual que Hutchison, que está entre las telecos que están separando sus activos de torres.

Bloomberg Intelligence cree que dado el número de compañías que están evaluando nuevas estrategias en este área, habrá más operaciones en 2020. “Esto podría beneficiar a Cellnex, que tiene apetito de seguir su expansión de forma inorgánica”, dicen.

Cellnex ha iniciado el año de forma intensa, al comprar la portuguesa Omtel por 800 millones, y cerrar un acuerdo para quedarse con los derechos sobre las torres situadas en los centros de El Corte Inglés, por 70 millones. Además, debe cerrar la compra de las torres de la británica Arqiva, por 2.100 millones.

Los gigantes de EEUU, también en máximos

Subidas. Las grandes compañías estadounidenses de infraestructuras de telecos también están cotizando en máximos históricos, y registran fuertes subidas desde principios de año, ante las expectativas de crecimiento. SBA acumula una revalorización desde principios de año del 21%, que otorgan a la empresa un valor de mercado de 32.000 millones de dólares; por un 16% de Crown Castle, que capitaliza más de 68.000 millones, y un 12% de American Tower, cuya capitalización es de 113.000 millones.

Planes. Estas compañías podrían plantearse nuevas operaciones de crecimiento fuera de EE UU, en mercados como Europa, donde su presencia es incipiente, Asia y África.

TowerCo. Algunas telecos han indicado que aspiran a que sus TowerCos trabajen también con otras operadoras. Goldman Sachs apunta que, de salir a Bolsa a principios de 2021, la TowerCo de Vodafone podría convertirse en un competidor de Cellnex en la carrera de adquisiciones. Estos analistas, no obstante, creen que Cellnex tendrá ventaja puesto que es un socio de confianza para operadores que quieren vender una participación mayoritaria de sus infraestructuras y “es un verdadero grupo independiente”.

Normas
Entra en El País para participar