Pimco sobrepondera la deuda española y no muestra inquietud por el Gobierno

Prefiere posicionarse en renta variable y cree que el impacto económico del coronavirus será temporal

Oficinas de Pimco en Los Ángeles
Oficinas de Pimco en Los Ángeles

Pimco gestiona un ingente patrimonio en fondos de inversión de 1,9 billones de dólares, de los que el 70% son renta fija, lo que la convierte en un referente indiscutible para la inversión en deuda a nivel global. Y en la difícil tarea de búsqueda de rentabilidad en los bonos, en el entorno actual de bajos tipos de interés, la deuda soberana española sigue despertando el interés de la gestora.

Pimco ya hizo una apuesta delicada por la deuda pública española en 2012. Comenzó a comprar bonos españoles en los momentos más duros del rescate bancario y con la prima de riesgo por las nubes y, aunque ahora la expectativa de ganancia está muy lejos de las plusvalías logradas con aquella decisión, la gestora continúa viendo cierto potencial. "El diferencial ya no está donde estaba en 2012; hay menos 'jugo' que sacar, pero como no hay zumo en ningún sitio...", ha reconocido hoy en una presentación Nicola Mai, responsable crédito soberano europeo en Pimco.

La gestora sobrepondera la deuda soberana española e italiana, sin que la política sea un elemento en contra. Mai sostiene que el entorno político en Italia ha mejorado y respecto a España, afirma "no estar preocupado" con la incorporación de Podemos al Gobierno de coalición de Pedro Sánchez. "El Gobierno está comprometido con el gasto social pero es también conservador con la política fiscal y quiere respetar los criterios de la Unión Europea", ha señalado Mai, que destaca además que "por ahora" no hay un sentimiento antieuropeo en los partidos políticos españoles.

La visión de Pimco de la economía global es moderadamente optimista. La firma cree que el riesgo de recesión ha descendido después del pacto comercial entre Estados Unidos y China, una afirmación que no está sujeta a cambio en la actualidad pese al estallido de la epidemia del coronavirus. El escenario que maneja Pimco es que lo peor de la epidemia "podría haber quedado atrás" y que el impacto económico, si bien será significativo, será temporal.

"China representa el 20% del PIB mundial pero el coronavirus no provocará un cambio en nuestro escenario de recuperación económica", afirma Mai. Aun así, la posición de la gestora es de cautela. Pimco no renuncia a estar en mercado, pero con una inversión selectiva y con un sesgo defensivo.

La gestora está ligeramente sobreponderada en renta variable, de la que espera rentabilidades de solo un dígito este año, con una clara preferencia por la Bolsa estadounidense, por valores de gran capitalización y un balance sólido y por el sector tecnológico frente al industrial. "Firmas industriales y el 'value' puede seguir baratos mucho tiempo", ha apuntado Juanma Jiménez, responsable de Pimco Iberia.

En renta fija, su preferencia también está en la deuda estadounidense, en especial en los plazos largos y en los bonos ligados a la inflación. Y toma una posición de cautela hacia la deuda corporativa.

Normas