Distribución

Dia nombra como director general en España a su sexto directivo ex-Lidl

Ricardo Álvarez es el nuevo director general para el mercado nacional

Ricardo Álvarez
Ricardo Álvarez

Dia vuelve a pescar en el caladero de directivos de Lidl. La compañía de supermercados confirmó ayer el nombramiento de Ricardo Álvarez como director general de Dia España, después de ser director ejecutivo de operaciones de la empresa alemana en EE UU.

El puesto de primer ejecutivo en España había sido ocupado de forma interina en los últimos meses por el consejero delegado del grupo, Karl-Heinz Holland, tras la salida de Faustino Domínguez del grupo.

Como publicó CincoDías en octubre, este movimiento era temporal. Durante el road show con inversores que llevó a cabo antes de la ampliación de capital, detallaba en su documentación que el puesto de Holland al frente de Dia España era interino. Fuentes de la empresa reconocieron entonces que Dia buscaba un consejero delegado que se dedicase en exclusiva a España, dentro de una la nueva estructura organizativa ideada por Holland de que cada unidad de negocio y mercado esté liderado por un consejero delegado dedicado en exclusiva.

Más motivo en el mercado español, donde Dia mantiene el 62% de sus ventas y tiene abiertas 4.318 tiendas, el 64% de su red global, según los datos de la compañía al cierre de su tercer trimestre. Bajo el mando de Álvarez estarán los 26.000 empleados de la empresa en el país.

“Cuenta con un gran recorrido profesional en el sector y posee un perfil dinámico, ágil, orientado a la consecución de objetivos ambiciosos y resultados excelentes, con una pasión clara por el cliente. Con su apoyo y experiencia, estoy seguro de que aceleraremos el proceso de cambio”, subrayó el consejero delegado de Dia, Karl-Heinz Holland. Este es, junto al presidente del consejo Stephan DuCharme, el cerebro del nuevo plan de negocio que ha diseñado Letterone, propietario del 70% de la empresa, para reflotar el negocio de Dia.

Álvarez será el encargado de aplicarlo en España, donde tiene el reto de frenar la caída continuada de ingresos y la pérdida de cuota de mercado de Dia en favor de sus competidores, la propia Lidl entre ellos. Otro de los puntos calientes que deberá afrontar el nuevo director general de Dia España será el de los franquiciados, en un momento en el que la compañía se ha decidido por reconvertir en propias las tiendas con más dificultades y buscar “franquiciados altamente cualificados”, como decía en su informe del tercer trimestre.

Con Ricardo Álvarez ya son seis los cargos de alta dirección que Dia ha incorporado de Lidl en el último año y medio. Se suma a Marin Dokozic, consejero delegado en Brasil; el propio Karl-Heinz Holland, primer ejecutivo del grupo; Dawid Jaschock, nombrado director comercial en agosto; Paul Berg, designado consejero delegado de Clarel, y Matthias Raimund, director de operaciones.

Normas
Entra en El País para participar