Renovables

Solaria, Audax, Solarpack y Acciona suben hasta un 30% desde enero

Las empresas de energías renovables son las estrella en Bolsa favorecidas por el nuevo Gobierno

Renovables Pulsar para ampliar el gráfico

virginia gómez

 

madrid

Lejos de perder su brillo, las empresas de energías renovables, que durante 2019 registraron ganancias de entre el 30% y el 160% en Bolsa, siguen acumulando importantes rentabilidades en este ejercicio. Este año, dos de los tres mejores valores del Ibex son Acciona e Iberdrola, ambas con una notable apuesta por la energía limpia y que ya se colocaron en el top 10 en 2019 con alzas de más del 30%. Este año, ganan un 15,4% y un 13,07%, respectivamente. El buen comportamiento no es exclusivo de las empresas españolas: el índice Bloomberg europeo de energías alternativas ganó el 45,5% el año pasado, y este ejercicio buena parte de sus miembros gana más del 10%.

Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities, considera que el comportamiento del sector está apoyado por “los nuevos fondos sostenibles que buscan este tipo de compañías para invertir en ellas”. El mes pasado, de hecho, la mayor gestora de fondos del mundo, BlackRock, anunció una batería de medidas para situar la sostenibilidad en el centro de su política de inversión

Las empresas españolas cuentan, además, con un factor diferencial: si hay un sector beneficiado del Gobierno de coalición PSOE-Podemos ese es el de las energías renovables. Ismael de la Cruz, de Investing.com, destaca que tanto PSOE como Podemos hicieron de la transición ecológica parte nuclear de su programa. A su favor también juega la fuerte caída del coste de instalación en eólica y solar, que hacen más competitivas estas tecnologías.

En el primer consejo de ministros, el Ejecutivo declaró la emergencia climática como vía para acelerar las políticas. El Gobierno se ha comprometido a aprobar cinco de las 30 medidas previstas en los primeros 100 días y a asegurar la neutralidad climática en 2050.

Rubén Ruiz, de Tradition, indica que “el aumento del precio del carbón y la reducción de los subsidios acelerarán el cierre de las centrales de carbón en España. Esto beneficiará al gas natural y a las renovables”.

Así, además de las citadas Iberdrola y Acciona y de una Siemens Gamesa muy condicionada por sus enredos accionariales, un puñado de valores pequeños destaca en España.

Solaria es la reina de este año. Sus acciones avanzan un 31,3% después de ganar un 71,5% en 2019. “Su modelo de negocio ha evolucionado desde la fabricación de células y paneles fotovoltaicos hasta el desarrollo y gestión de plantas de generación. Se ha posicionado entre las compañías de referencia en el sector solar fotovoltaico nacional y europeo”, añade De la Cruz. La entrada de Fidelity en su accionariado ha llevado a sus acciones a máximos de 12 años.

Audax, que tenía una capitalización de 70 millones de euros en 2016, ya vale en Bolsa más de 1.000. Sergio Ávila, de IG, explica que se prevé un crecimiento anual de los beneficios del entorno del 10,50% anual en los próximos tres años. Tras despedir 2019 con un alza del 66%, la antigua Fersa avanza un 18,1% en 2020. Solarpack es una de las últimas en saltar al parqué. Desde finales de 2018, sus acciones se disparan un 77%; este año, un 13,1%. Greenalia, en el MAB, sube en 2019 un 9,47%. La excepción es Holaluz, que en la misma plataforma cae un 3,4% este ejercicio.

Para Acciona las energías limpias son solo parte del negocio, pero desde Bankinter apuntan que “la división de renovables seguirá impulsando el crecimiento del grupo a medio plazo. Está acelerando sus inversiones en el área con 500 MW instalados en 2019, 1.110 MW asegurados para 2020-21 y 9.000 MW adicionales en proyectos bajo análisis”.

Además, en los últimos meses se han registrado operaciones corporativas sobre firmas no cotizadas del sector, como X-Elio o Zero-E, y están a la espera la venta de T-Solar, Fotowatio y Q-Energy. Y, en una señal de los tiempos que corren, Repsol ha anunciado su desembarco en la generación renovable. También la empresa de ingeniería asturiana TSK prevé sacar su filial de renovables a Bolsa este verano por 400 millones, como publicó CincoDías el pasado 16 de enero.

Grenergy, historia de éxito del MAB

Alza de 157%. Aunque registra una de las subidas más modestas del sector este año, ya que avanza un 5,6%, durante 2019 sus acciones se revalorizaron un 157% y fue un año importante porque la compañía, que debutó en el MAB en 2015, dio el salto a la Bolsa de los mayores en diciembre. CaixaBank ve un potencial del 20% para la compañía y espera que la energía solar fotovoltáica supere la capacidad instalada de la energía eólica para 2025 e hidroeléctrica para el 2040.

Normas
Entra en El País para participar