La productora surcoreana de ‘Parásitos’ se dispara en Bolsa tras su éxito en los Oscar

Barunson E&A se impone a Netflix y los gigantes tradicionales de Hollywood con cuatro de los principales premios

Parasitos
El equipo de Parasite recoge el premio a la mejor película GTRES

La surcoreana Parásitos, película dirigida por Bong Joon-ho, ha hecho historia en la 92ª edición de los Oscar al conseguir cuatro de los principales premios: mejor película, mejor dirección, mejor guion y mejor película internacional. El filme coreano no solo ha cosechado un éxito inédito hasta ahora en Hollywood (primera obra de habla no inglesa que consigue la estatuilla a la mejor película) sino que también ha logrado un importante rédito económico: mejores perspectivas de taquilla... y fuerte subida en Bolsa de Barunson Entertainment & Arts, grupo al que pertenece la productora de la cinta.

La victoria de Parásitos ha disparado un 19,8% las acciones de Barunson E&A este lunes en la Bolsa de Seúl. La cotización ya subió desde que se conoció el primero de los galardones, el de mejor película internacional, cuando la acción llegó a ganar un 29%, cerca del límite máximo diario que permite el mercado coreano.  

Barunson, que tiene un valor bursátil de unos 142 millones de dólares, acumula en este año una revalorización del 44% y en 12 meses sube un 77%. Fundada en 1996, la compañía tiene dos principales áreas de negocio: juegos y cine, donde se inscribe la productora.  

Gráfico intradía de Barunson Entertainment ampliar foto
Gráfico intradía de Barunson Entertainment

Pero además de la productora, los honores serán también para la distribución independiente. Neon, una pequeña firma nacida hace tres años, adquirió los derechos de la película para el mercado estadounidenses en el American Film Market en 2018. Neon ha contribuido a convertir Parásitos en un fenómeno cinematográfico en Estados Unidos y Canadá, un éxito raro cuando se trata de una película con subtítulos en inglés. Hasta el domingo, la cinta surcoreana había recaudado 35,5 millones en las taquillas estadounidenses y canadienses, y la recaudación global supera los 165 millones. Otras apuestas de Neon en años anteriores fueron Vox Lux y I, Tonya, que le valió a Allison Janney un Oscar a la mejor actriz de reparto en 2019.

A pesar del menor tamaño y presupuesto de la película asiática, ésta se ha impuesto a otras grandes de Hollywood que optaban a los principales premios. Universal Pictures (Comcast) está detrás de 1917, filme sobre la Primera Guerra Mundial dirigido por Sam Mendes y una de las firmes candidatas al Oscar a la mejor película; Netflix tenía esperanzas con su gran apuesta El irlandés, dirigida por Martin Scorsese y con Robert De Niro, Al Pacino y Joe Pesci en el reparto. Por su parte, Sony situó a Érase una vez en Hollywood, dirigida por Quentin Tarantino, también en los primeros puestos de las quinielas, así como la asociación de DC Comics y Warner Bros con Joker

No han ido bien las cosas para Netflix y El irlandésque  no logró ninguna estatuilla.  Es el segundo año consecutivo que la plataforma de vídeo se queda a las puertas del galardón al mejor filme, después de que Roma fuera el año pasado una de las aspirantes. Eso sí, Netflix ha logrado dos estatuillas con otras películas: Laura Dern como mejor actriz de reparto por el drama Historia de un matrimonio,  y la cinta American Factory, elegida como mejor película documental.

Normas
Entra en El País para participar