La compañía de Cerezo que controla el 13% del Atlético de Madrid entra en pérdidas

Movies Mel registra números rojos por 5 millones en 2018

Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid, en una imagen de archivo.
Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid, en una imagen de archivo.

La compañía Movies Mels, controlada por el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, entró en números rojos en el ejercicio de 2018 al registrar pérdidas por 5,27 millones de euros, frente a los beneficios de 385.000 euros obtenidos en el ejercicio anterior, según consta en las cuentas de la sociedad, depositadas en el Registro Mercantil. Estas pérdidas contrastan con el volumen de negocio de la sociedad, ya que facturó 288.000 euros en su último ejercicio, un 11,6% más que los 258.000 euros ingresados un año antes. La totalidad de ingresos provino de la prestación de servicios.

Esta sociedad es la matriz (propietaria al 100%) de otra compañía de Cerezo, Video Mercury Films, que es la que atesora una participación del 12,6% en el Atlético de Madrid, lo que el convierte en el tercer accionista del equipo de fútbol.

La sociedad detalla en sus estados contables que las pérdidas se deben a las operaciones financieras del grupo del que forma parte (según la herramienta Insight View, Movies Mel tiene participación en siete sociedades: Atrium Productions, Video Mercury Films, Televisión Digital Madrid, Premier Video, Lax Video 2, Lax Movies y Midas Home Video). De esta forma, la compañía se anotó un resultado financiero negativo de 6,8 millones por “deterioro y resultado por enajenación de instrumentos financieros”.

“La Sociedad, aunque haya tomado las medidas adecuadas para la aplicación de los recursos con los que cuenta, y aplicando también políticas de negocios acertadas dentro del sector en el que se desenvuelve, formula balance y cuentas anuales consolidadas dentro de un grupo fiscal en el que se encuentra y del que es la Sociedad cabecera”, explica la empresa en sus cuentas y añade que “hay que destacar que durante este ejercicio y como único socio de la entidad Video Masterwork Films SLU, con fecha 20 de noviembre, elevó a públicos los acuerdos adoptados con fecha 15 del mismo mes, de disolución y liquidación voluntaria de esta Sociedad”.

No obstante, indica que el resultado negativo del ejercicio “se compensará con los posibles beneficios de los ejercicios siguientes”.

Los estatutos sociales de la empresa reflejan que la actividad de Movies Mel se basa en “la inversión mediante adquisición, suscripción, asunción, desembolso, tenencia, transmisión, enajenación, aportación o gravamen de valores o activos de carácter mobiliario”.
Patrimonio neto

Como consecuencia de los resultados negativos, el patrimonio neto de la sociedad también se redujo y pasó de los 125 millones en 2017 a 118 millones en 2018.

Entramado empresarial

Enrique Cerezo controla un complejo holding empresarial formado por compañías que se dedican al sector cinematográfico e inmobiliario. De hecho, el presidente del Atlético de Madrid es el mayor empresario cinematográfico en España y uno de los mayores propietarios de derechos de películas. Precisamente, posee esos derechos audiovisuales a través de Video Mercury Films.

En su último ejercicio, esta compañía obtuvo un beneficio de 4,5 millones de euros, inferior (-10,19%) a los 5,1 millones registrados un año antes. La facturación también bajó un 9,9% al pasar de un importe neto de cifra de negocios de 11,9 millones de euros en 2017 a los 10,7 millones en su último ejercicio fiscal. Los 4,5 millones de beneficios se destinaron a reservas.

La sociedad explica en sus estados contables que “los datos anteriormente expuestos vislumbran una pequeña retención en la marcha de la sociedad a pesar de haber aplicado adecuadamente los recursos con los que cuenta, tomando las decisiones oportunas que en cada momento se han suscitado, pero también depende de factores externos”.

La productora recorta sus números rojos un 25%

Por su parte, la compañía Enrique Cerezo Producciones Cinematográficas, que principalmente se dedica a la distribución, comercialización y producción de películas, también controlada por el presidente del Atlético de Madrid, redujo sus pérdidas un 25% en 2018, hasta los 589.312 euros, frente a los números rojos de 791.291 obtenidos un año antes.

Este resultado provocó que la empresa entrase en causa de disolución, ya que el patrimonio neto se redujo a una cantidad inferior a la mitad del capital social (la productora terminó el año con un patrimonio neto negativo de 2,46 millones y fondos propios negativos por 2,5 millones).

No obstante, la compañía, que ingresó 0,93 millones (2,6 millones en 2017, lo que supone un 64,5% menos), señala en sus cuentas que para evitar la situación de causa de disolución en la que se encontraba se plantearían las medidas necesarias, contando con el apoyo de sociedades vinculadas “para la obtención de la financiación adicional, propia o ajena, en medida suficiente para su normal funcionamiento y continuidad de las operaciones comerciales y en función de los requerimientos de sus necesidades de tesorería”.

De hecho, según se señala en los estados financieros, a la compañía les es de aplicación “la obligación de reducción de capital”. Y es que, según la Ley de Sociedades de Capital, en las sociedad es anónimas, es obligatorio reducir capital “cuando las pérdidas hayan disminuido su patrimonio neto por debajo de las dos terceras partes de la cifra del capital y hubiera transcurrido un ejercicio social sin haberse recuperado el patrimonio neto”.

Enrique Cerezo Producciones Cinematográficas, creada en 1994, tiene una matriz (Video Movies Internacional), controlada por el empresario madrileño, y está detrás la producción de algunas de las películas españolas más reconocidas de los últimos años.

Normas
Entra en El País para participar