El Ibex firma su mejor semana desde diciembre de 2016 y se afianza sobre los 9.800

La Bolsa concluye la sesión en tablas, pero avanza un 4,73% en las últimas cinco sesiones

Ibex directo Pulsar para ampliar el gráfico

No logró pleno. Después de cuatro sesiones consecutivas al alza, el Ibex 35 echó el freno y en la recta final de la semana concluyó en tablas (0%). El débil comportamiento de la Bolsa el viernes no empaña el buen resultado de las últimas sesiones. El selectivo español concluye la primera semana de febrero con un alza del 4,73%, la mayor subida semanal desde diciembre de 2016. En los últimos cinco días, la Bolsa española ha pasado de perder un 1,9% en el año, su peor inicio de ejercicio desde 2017, a sumar un 2,74% en 2020 y afianzarse en los 9.800.

El segundo mes del año llegó con aire renovado a los mercados. Después de un enero muy volátil, la tranquilidad empezó a abrirse camino. No obstante, los expertos advierten de que la situación no ha cambiado. Siguen existiendo las mismas dudas, una incertidumbre que se ha visto acrecentada por el coronavirus y que el viernes volvió a primera línea de fuego.

China, que inició febrero con caídas del 8% en Bolsa, se confirmó como el foco hacia el que los inversores dirigen la mirada. Primero fueron las medidas puestas en marcha por su Banco Central para mitigar el impacto del virus de Wuhan. Después, las noticias que apuntaban al hallazgo de una vacuna contra la epidemia y el jueves la rebaja de los aranceles a los productos de EE UU. El punto discordante a este optimismo llegó con el anuncio por parte de Pekín de que retrasaba la publicación del dato de importaciones y exportaciones de enero, un termómetro de la economía del gigante asiático.

Principales cotizaciones

IBEX 35 9.316,80 0,71%
EUROSTOXX 50 3.577,68 0,14%
DOW JONES 26.957,59 -0,46%
USD x EUR 0,9189 0,000%
Petroleo Brent 53,380 -2,857%

Este retraso levantó los recelos entre los inversores y los más desconfiados empezaron a poner en precio un empeoramiento de la economía. Una idea que se vio reforzada por la rebaja de las previsiones de crecimiento de S&P. La agencia de calificación empieza a calcular el impacto del virus y, según sus estimaciones, el brote epidémico se traducirá en un crecimiento del PIB del 5% para 2020, siete décimas menos de lo esperado.

Los inversores tampoco encontraron motivos para prolongar la tendencia alcista de las últimas jornadas en el resto de Bolsas europeas y los principales índices del Viejo Continente se tiñeron el viernes de rojo, con caídas que oscilaron entre el 0,5% del FTSE británico y el 0,05% del Mib italiano. El buen dato de empleo de EE UU no logró despertar el ánimo y eso que la primera economía del mundo creó en enero 225.000 puestos de trabajo, frente a los 163.000 que esperaban los analistas.

Pero como sucedió en la Bolsa española el balance semanal es bien distinto. Los índices periféricos (Italia y España) fueron las más alcistas, seguidos de cerca por el Dax alemán (4,1%) y el Cac francés (3,85%). En su primera semana fuera de la UE, el FTSE sumó 2,48%.

La corriente alcista de la Bolsa quedó reflejada en las fuertes subidas que registraron los valores. Doce de los integrantes del Ibex 35 se anotaron ascensos del 5% o superiores. De hecho, algunas cotizadas como ArcelorMittal, BBVA y CaixaBank registraron subidas de doble dígito. La siderúrgica fue de lejos el valor que más repuntó tras sumar un 22,29%, ascensos que se justifican por los resultados de 2019 y las previsiones de la compañía, que anticipan a una estabilización de la demanda.

Destacados fueron también los avances del sector financiero. Una semana después de que los bancos desfilaran por la pasarela de resultados, las entidades aprovecharon y se subieron a la oleada de avances. BBVA se anotó un 11,96%; CaixaBank, un 10,27% y Santander, un 8,58%. Más modestos fueron las revalorizaciones de Bankinter (5,06%), Bankia (4,48%) y Sabadell (3,81%).
Solo CIE Automotive se desmarcó de las subidas semanales y cerró las cinco primeras sesiones de febrero con una caída del 1,46%.

En Europa todos los sectores cerraron la semana al alza, pero por encima de todos destacaron el bancario (6,73%), el tecnológico (6,32%), el químico (4,10%) y el asegurador (3,78%). En la parte baja de la tabla se situaron el inmobiliario (0,96%) y el de telecomunicaciones (1,16%).

El renovado apetito de los inversores por el riesgo puso freno a la caída de las rentabilidades en el mercado de deuda. En enero la inquietud generada por el coronavirus llevó a los inversores a buscar refugio en los bonos, una tendencia que se congeló en la primera semana de febrero. Eso sí, los tipos de la deuda continúan próximos a los mínimos de septiembre y octubre de 2019. El rendimiento del bono español a 10 años finalizó en el 0,28%, ligeramente por encima del 0,24% registrado en 31 de enero. Por su parte, el bund alemán cerró en el -0,38% frente al -0,44% de una semana antes.

La reunión de tres días entre la OPEP y sus aliados en el recorte de la producción, entre los que destaca Rusia, concluyó sin acuerdo. Riad y Moscú llegaron a la cita con posiciones enfrentadas y después de tres días de negociaciones no lograron acercar posturas. La OPEP+ rechazó la recomendación del comité asesor de recortar la producción en 600.000 barriles al día, una propuesta que cayó en saco roto por las reticencias de Rusia que considera que es demasiado pronto para conocer el impacto del virus en la demanda. El Brent cayó por debajo de los 55 dólares por barril.

Normas