El próximo Apple Watch podría llegar con sensor de Touch ID

El próximo Apple Watch podría llegar con sensor de Touch ID

Apple ha patentado un ingenioso sensor biométrico.

Hace unos días nos aventurábamos a pedir a Apple una serie de características que echamos de menos en sus relojes inteligentes, de cara a los Series 6 que llegarán en septiembre de este año. Y si os tenemos que ser sinceros, en ningún momento se nos pasó por la cabeza que estos dispositivos necesitaran de algún sensor de seguridad biométrico.

Así que gracias a una nueva patente de Apple que acaba de conocerse, hemos sabido que los de Cupertino se están planteando incorporar un sensor Touch ID a uno de los componentes más diferenciadores de su reloj: la corona digital. 

Desbloquea el Watch rápidamente

Aunque en la imagen de apertura hemos dibujado el conocido icono de Touch ID en la pantalla del Apple Watch, en realidad la idea que manejan desde la compañía es hacerlo de una forma más discreta. Tanto que, a simple vista, sería muy complicado saber dónde tenemos que poner la yema del dedo para desbloquear al terminal.

Touch ID en la corona del Apple Watch.
Touch ID en la corona del Apple Watch.

Lo que han pensado los de Tim Cook es convertir la corona digital en un sensor de Touch ID de tal forma que cuando queramos acceder al reloj, solo tengamos que poner el dedo y deslizarlo de arriba abajo para que nos lea la huella dactilar. De esta manera verificará que somos nosotros y podremos desbloquearlo sin apenas esfuerzo.

Touch ID en la corona del Apple Watch.
Touch ID en la corona del Apple Watch.

Recordad que ya la corona digital, desde los Apple Watch Series 4, tiene un sensor incorporado que es el famoso ECG, capaz de hacernos electrocardiogramas en apenas 30 segundos. De esta forma, se añadiría un nuevo elemento que haría de este componente una pieza clave de todo el conjunto y mejoraría la seguridad de nuestro smartwatch.

Recordad que los Apple Watch se bloquean automáticamente en el momento en el que nos lo quitamos de la muñeca, por lo que para desbloquearnos solo tenemos que introducir un PIN de cuatro números. Tampoco es que sea un mal método, porque llevamos con él desde los primeros relojes en 2015, pero sí es cierto que son imprecisos (sobre todo en los viejos modelos de 38mm.) y es muy fácil en las pantallas más pequeñas acabar pulsando el número que no queremos.

De todas formas, que esta patente se haga oficial ahora no significa necesariamente que esta corona digital con Touch ID llegue en los Series 6 que saldrán este año. Lo mismo Apple prefiere esperar e incorporarlo ya en los dispositivos de 2021 que, si no nos fallan las cuentas, será el momento en el que podrían estrenar nuevo diseño. Al menos si respetan esos tres que el modelo original mantuvo su diseño intacto de 2015 a 2017.

Normas