Toyota España provisiona 8,9 millones por problemas con Hacienda

La compañía está siendo sometida a un procedimiento de inspección fiscal sobre el Impuesto de Sociedades, del periodo de abril de 2012 a marzo de 2016

Logo Toyota
Logo Toyota Reuters

Toyota España está siendo sometida a un procedimiento de inspección fiscal sobre el Impuesto de Sociedades, del periodo de abril de 2012 a marzo de 2016, según sus últimas cuentas anuales que acaban de ser depositadas en el Registro Mercantil.

Hacienda inició dicho procedimiento el 10 de octubre de 2017 y la empresa ha firmado con conformidad las actas recibidas por IVA, IRPF e Impuesto de Sociedades en relación a las deducciones.

Sin embargo, el acta por el Impuesto de Sociedades relativa a precios de transferencia se ha cerrado en disconformidad, ascendiendo la reclamación de la Administración a 8,08 millones de euros de cuota más 1,16 millones en concepto de intereses de demora. Por este motivo, la sociedad ha incluido en sus cuentas correspondientes al ejercicio fiscal 2018, que va de abril de ese año hasta marzo de 2019, una provisión de 8,93 millones de euros para cubrir los riesgos derivados de la inspección en curso y el restos de ejercicios abiertos a inspección.

Toyota España ya fue investigada por el mismo motivo entre abril de 2008 y marzo de 2011. En este caso, la empresa, no estando conforme con la liquidación efectuada, interpuso la correspondiente reclamación económica administrativa ante el Tribunal Económico-Administrativo Central e inició un procedimiento amistoso entre España y Bélgica, con el fin de evitar la doble imposición.

La ejecución final supuso un ajuste sobre la base imponible inicialmente reclamada por la Administración española del 44%. Toyota España procedió a ajustar en el ejercicio fiscal de 2018, dentro de las bases imponibles negativas registradas como activos por impuestos diferidos, el importe total del procedimiento. La compañía ganó 1,5 millones de euros en su último año fiscal, lo que supone una caída del 60%, e ingresó 1.659 millones, un 10% más.

Por su parte, desde Toyota España indicaron a CincoDías que todas sus filiales cumplen con las regulaciones fiscales donde se ubican y subrayan que este hecho se refiere a que la compañía no estuvo de acuerdo en materia de doble imposición relacionada con los precios de transferencia.

Normas
Entra en El País para participar