Nokia presume de su 5G en pleno agravamiento de la crisis de Huawei

EE UU pide a sus aliados que apuesten por Nokia y Ericsson para contrarrestar al fabricante chino

Nokia presume de su 5G en pleno agravamiento de la crisis de Huawei
Reuters

Nokia aprovechó ayer la presentación de los resultados de 2019 para anunciar que ha cerrado ya un total de 66 acuerdos comerciales para el despliegue de las infraestructuras de móvil 5G, con 19 redes ya en funcionamiento. El grupo finlandés, además, indicó que ha establecido ya más de 100 acuerdos con esta nueva tecnología.

El anuncio coincide con el agravamiento de la crisis de Huawei, después de que este miércoles Vodafone comunicase su intención de vetar la presencia del fabricante chino de sus redes claves de 5G, con un impacto para sus cuentas de 200 millones de euros. Días atrás, BT había anunciado lo propio, con un impacto de casi 600 millones, mientras que Telefónica también indicó que prevé reducir su dependencia del fabricante chino.

El fiscal general de EE UU, William Barr, terció ayer en esta disputa al afirmar su país y sus aliados deberían considerar invertir en la finlandesa Nokia y la sueca Ericsson para contrarrestar el dominio de Huawei en el 5G.

En términos financieros, Nokia registró un beneficio operativo ajustado en el cuarto trimestre fiscal de 1.130 millones de euros, por encima de las previsiones del mercado. El beneficio ajustado por acción se situó en 0,15 euros, también por encima de las estimaciones de los analistas. Nokia situó el margen operativo ajustado en el cuarto trimestre en el 16,4%, por encima del 15,8% previsto por el mercado.

Los inversores dieron la bienvenida a las cuentas. Las acciones de Nokia subieron ayer un 2,27%, hasta 3,70 euros. Desde principios de año, acumulan una revalorización superior al 12%.

En el conjunto del año, Nokia regresó a beneficios después de tres años consecutivos de pérdidas, al registrar una ganancia neta atribuida de 14 millones de euros. En 2018 había perdido 554 millones. Los ingresos se situaron en 23.315 millones de euros, un 3% más, gracias a la división de redes.

La empresa cerró el año con una posición de tesorería de 1.700 millones de euros. El grupo precisó que deberá superar los 2.000 millones para que pueda proponer el pago de dividendos con cargo a 2020.

Normas
Entra en El País para participar