La petrolera china CNOOC, incapaz de cumplir los contratos con proveedores por el virus

La petrolera estatal china se acoge a la fuerza mayor y afirma que la epidemia limita su capacidad para importar combustible

Un trabajador opera en un tanque de gas natural licuado en las instalaciones de CNOOC en Tianjin, China, el 6 de noviembre de 2017.
Un trabajador opera en un tanque de gas natural licuado en las instalaciones de CNOOC en Tianjin, China, el 6 de noviembre de 2017. Reuters

El mayor importador de gas natural liquado (GNL) de China, la petrolera estatal CNOOC, le ha dicho al menos a tres de sus suministradores, entre ellos Shell, que no cumplirá algunos contratos debido al coronavirus. La empresa se ha acogido a motivos de fuerza mayor, por lo que no aceptará la entrega de algunos cargamentos de GNL. La compañía alega que el coronavirus está limitando su capacidad para importar el combustible. 

De acuerdo con Bloomberg, se trata de uno de los primeros casos conocidos de la cláusula legal que se invoca en los contratos de productos básicos por la epidemia de Wuhan. Esta cláusula permite a las empresas optar por no cumplir sus obligaciones sin que medie recurso legal, alegando que existen razones que escapan a su control. 

Mientras que los mercados globales se recuperan de los temores iniciales sobre el impacto del coronavirus, la medida de CNOOC muestra la fragilidad de las materias primas, muy dependientes del apetito chino. En el caso del GNL, el país asiático es el segundo mayor importador. Los esfuerzos de Pekín por parar el avance del virus (cuarentena de la población y restricción de viajes) están interrumpiendo las cadenas de suministro y afectan a la demanda del mayor consumidor mundial. 

Personas cercanas a la petrolera indicaron a Bloomberg que han sido avisados proveedores como Shell y Total. La fuerza mayor afecta a las compras de gas natural licuado de CNOOC de los meses de febrero y marzo, según fuentes citadas por Reuters. China dijo la semana pasada que ofrecería apoyo a las empresas que declaren fuerza mayor en contratos internacionales.

Philippe Sauquet, cabeza de la división de gas y renovables de Total, una de las compañías afectadas, ha asegurado que "algunos clientes chinos están utilizando el coronavirus para acogerse a la fuerza mayor". Sauquet considera que en caso de cuarentena en "todos los puertos de carga y descarga de China" sí se puede hablar de fuerza mayor, pero "por el momento, este no es el caso", recoge Reuters.

Kpler, una empresa de soluciones tecnológicas para el mercado de materias primas, espera una "cola de cuarentena" de barcos con GNL en los puertos australianos, han indicado fuentes de esa empresa. 

Normas
Entra en El País para participar