Restauración

Alsea rebaja la apuesta de Vips por Wagamama tras unos pobres resultados en España

Acaba de cerrar el restaurante de la calle Serrano 41, el primero que abrió en 2017

Fachada del restaurante que Wagamama tenía en la calle Génova de Madrid
Fachada del restaurante que Wagamama tenía en la calle Génova de Madrid

Alsea Iberia, la compañía de restauración que explota las cadenas Domino’s Pizza, Vips o Starbucks en España, ha decidido redimensionar la apuesta por uno de los conceptos de restauración heredados de Sigla, la antigua dueña de Vips que compró por 500 millones de euros a finales de 2018.

El grupo de origen mexicano ha decidido racionalizar la red de restaurantes de Wagamama, la cadena británica de cocina asiática que Sigla importó hace unos años.

Este 1 de febrero cerró el restaurante que estaba ubicado en el número 41 de la calle Serrano de Madrid, el primero que Wagamama abrió en España en abril de 2017, como confirman fuentes de Alsea a este periódico. También ha hecho lo propio con el que tenía en la calle Génova, otro enclave importante de la capital. Este tenía una superficie de 400 metros cuadrados y fue el segundo en abrir sus puertas. El tercero, ubicado en el centro comercial Parquesur de Leganés, también dejará de ser un Wagamama para reconvertirse en un restaurante Ole Mole, enseña de la que Alsea abrió su primer local en junio pasado.

Sigla llegó a un acuerdo con Wagamama en verano de 2016 para ser su franquiciado exclusivo en España. La dueña entonces de Vips hablaba de un plan que contemplaba “la apertura de 20 Wagamama en España y Portugal en los próximos cinco años, que generarán en torno a 1.000 empleos”. En 2018 alcanzó los seis restaurantes, una red que ahora queda en tres, todos en Madrid y sin presencia en Portugal.

Fuentes de Alsea señalaron a este periódico que el grupo “está inmerso en un proceso de racionalización de su portfolio de enseñas” tras la integración con Sigla. La empresa va a centrar su crecimiento futuro en las cadenas que mayor facturación generan, mientras que las de menor tamaño tienen su futuro en el aire.

Alsea ya liquidó en enero La Vaca, como publicó CincoDías. Wagamama, de momento, “va a continuar presente en España”.

Desde la empresa se destaca la “excelente acogida” de esta cadena desde su llegada a España, aunque los resultados de Kaizen Restaurantes, la sociedad bajo la que explota Wagamama, muestran que ha acumulado casi 2,5 millones de euros de pérdidas en los ejercicios 2017 y 2018. Sus ventas en ese último año, cuando alcanzó los seis restaurantes, fueron de 5,4 millones, el doble que en el anterior.

Normas
Entra en El País para participar