Rutas poco habituales para disfrutar del vino

Se adentran en la cultura y los paisajes de las zonas vinícolas

En Costers del Segre hay viñas a más de mil metros de altitud

Enoturismo El Bierzo
Ruta por los viñedos del Bierzo, en León. Getty Images

Visitar bodegas, dormir entre viñedos, iniciarse en el mundo de las catas… Las rutas del vino permiten adentrarse en la cultura, el patrimonio, los paisajes, la gastronomía y el estilo de vida de los territorios vitivinícolas con más solera.

El turismo enológico gana adeptos. Sin embargo, a pesar de ser una potencia en vinos y uno de los países más visitados del mundo, España no ha conseguido posicionarse aún como un destino enoturístico de referencia.

Esta es una pequeña muestra de rutas poco conocidas, alguna recién estrenada, entre otras muchas opciones que ofrece un país de tan larga tradición en el mundo del vino como es España.

Campiña sur cordobesa

Al sur de Córdoba se extiende esta región que conserva un impresionante patrimonio monumental, una rica gastronomía y vinos con mucha solera, que es un placer descubrirlos practicando la deliciosa costumbre del tapeo. Montilla, Córdoba, ­Lucena, Moriles, Aguilar de la Frontera, Fernán Núñez, Montemayor, La Rambla o Puente Genil son algunas de las localidades adheridas a la Ruta Montilla-Moriles, situada entre las sierras sub­béticas y el valle del Guadalquivir.

El prestigio de los vinos de Montilla-Moriles es fruto de una larga tradición vinícola y de años de crianza. La ruta ofrece la oportunidad de conocer los secretos de la elaboración de unos caldos que se han convertido en un sello de identidad de esta comarca cordobesa.

info@rutadelvinomontillamoriles.com.

Vino Montilla-Moriles
Bodega en la Ruta del Vino Montilla-Moriles. Getty Images

Nueva en el club

Acaba de presentarse en Fitur de la mano de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin). Con ella son ya 31 las rutas que forman parte de este club, referente del enoturismo en nuestro país. En tierras de Castilla-La Mancha, entre Cuenca y Albacete, la Ruta del Vino de la Manchuela muestra tradiciones y culturas de la llanura característica de La Mancha y la serranía de Cuenca. Los ríos Júcar y Cabriel y los espacios naturales que conforman la ruta son cómplices perfectos para disfrutar de días de relax, degustaciones gastronómicas y catas de vino.

En la provincia de Cuenca, Graja de la Iniesta, Minglanilla, Villanueva de la Jara o Villarta forman parte del recorrido; en la de Albacete, Alborea, Alcalá del Júcar, Carcelén, Casa de Juan Núñez… Todos disponen de alojamientos, bodegas, restaurantes y espacios naturales. www.rutadelvinolamanchuela.com.

Vinos recios

Bullas es la localidad donde se inicia la ruta del mismo nombre. Esta zona, que desde la época romana se ha dedicado al cultivo de la vid, se ubica en el noroeste de la Región de Murcia, a unos 50 kilómetros de la capital.

En las sierras subbéticas, el Montilla-Moriles acompaña el tapeo

En sus alrededores encontramos parajes salpicados de viñedos, como el Carrascalejo, ideal para hacer senderismo en la Vía Verde del Noroeste, que aprovecha el antiguo trazado ferroviario entre Murcia y Caravaca de la Cruz y se extiende 78 kilómetros; el salto natural de agua del Usero, perfecto para bañarse en época estival, o los restos de una villa romana en Molina de Abajo. También celebra fiestas típicas, como la del vino, con pisado de uva incluido. ruta@rvbullas.es.

Viñas a mil metros

Costers del Segre es una DO singular repartida en siete subzonas que agrupan a la gran mayoría de los viñedos de Lleida. Es un territorio amplio y disperso que abarca desde la última sierra del Montsant, con viñedos a 750 metros, hasta el Pirineo, pasando por los campos a 200 metros del llano de Lleida y viñas a más de 1.000 metros de altura. Se extiende desde las sierras de Cervera hasta el poniente de la provincia. La filosofía innovadora de esta DO se refleja en la diversidad de sus vinos. Es reconocida por la calidad de sus elaboraciones y la belleza de su geografía. info@rutadelvidelleida.com.

De ‘txikitos’

El txakoli es un vino afrutado, ligeramente espumoso, con un toque ácido y refrescante, elaborado principalmente con la variedad hondarribi zuri, uva blanca originaria del País Vasco. El txakoli, que ya se producía en el siglo IX, y la excelente gastronomía son el hilo conductor que guía al visitante por esta ruta que discurre por bellos municipios como Artziniega, Ayala, Llodio, Okondo, Amurrio u Orduña, a solo 20 kilómetros de Bilbao y a 35 de Vitoria.

Por los Caminos de Santiago en el Bierzo

En el norte de la provincia de León se extienden los viñedos y las bodegas de la Ruta del Vino del Bierzo. Ponferrada, Villafranca del Bierzo, Cacabelos o Carucedo son algunas localidades que forman parte de la misma. En toda la zona se pueden visitar bodegas, disfrutar con degustaciones en restaurantes, catas y otras actividades relacionadas con el vino; también admirar paisajes Patrimonio de la Unesco como Las Médulas, un territorio moldeado por la actividad minera en época romana.

Esta tierra atesora espacios naturales de gran belleza, como el valle del Sil, los montes Aquilianos o la sierra de los Ancares, declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco, y rutas senderistas como la conocida como La Mirada Circular, con recorridos que en verano discurren por la montaña berciana y en invierno, por los Caminos de Santiago del Bierzo, a menor altitud.

Normas
Entra en El País para participar