Tabaco

La venta de cigarrillos creció en 2019 por primera vez en once años

Se vendieron 2.243 millones de cajetillas, un 0,5% más que en 2018

La venta de cigarrillos creció en 2019 por primera vez en once años pulsa en la foto

El mercado tabaquero vivió un 2019 con resultados positivos en prácticamente todas las principales variables que miden el sector, que vienen a confirmar lo que en los últimos tiempos indicaban algunos informes: el consumo de cigarrillos vuelve a crecer.

Estos alcanzaron unas ventas de 2.243 millones de cajetillas de 20 unidades en península y Baleares, la medida que utiliza el ministerio de Hacienda, lo que supone un crecimiento del 0,5%. Un alza que puede sonar no muy ambicioso, pero que supone el primer incremento de la venta de cajetillas desde 2008. Desde entonces, todos y cada uno de los años anteriores experimentaron continuas caídas. pasando de las más de 4.500 millones de cajetillas que se vendían en 2008 a los 2.231 de 2018, el mínimo alcanzado durante ese periodo.

Es decir, en diez años se han dejado de vender la mitad de cajetillas, y el incremento de 2019 viene a confirmar que el sector tabaquero ya ha tocado su suelo en un momento de estabilidad impositiva para sus productos.

La mejora, eso sí, no fue uniforme entre las distintas Comunidades Autónomas. Navarra (+3,8%) y Andalucía (+3,1%). En el primer caso, beneficiada por el incremento de ventas en la frontera con Francia, que la Mesa del Tabaco cifra en un total de un 12%, después de las últimas subidas fiscales acometidas en el país vecino; y en el segundo por la reducción de la venta ilícita de tabaco.

Por marcas Marlboro repitió como la más vendida con casi 310 millones de cajetillas, medio punto porcentual menos que en 2018. Como consecuencia, su cuota sobre el total de mercado también se ha resentido, con una caída de 14 puntos básicos, hasta un 13,81%.

De las cinco primeras marcas solo una consiguió mejorar, además de forma considerable. Se trata de Camel, una de las enseñas de JTI, con 215 millones de cajetillas vendidas, una mejora de casi el 8,3% que le permitió superar los 1.000 millones de euros de valor vendido. Le siguieron la versión clásica de Winston, Chesterfield y Fortuna.

Más valor

La mejora en el mercado de los cigarrillos conllevó, casi de forma automática, la mejora en las ventas totales del conjunto del sector tabaquero, en tanto estos suponen el 86% de todo el valor económico del mismo.

Este alcanzó los 11.865 millones de euros el año pasado, un crecimiento de casi el 1% con respecto a 2018, siendo el segundo año consecutivo con crecimiento en este indicador, algo que no pasaba desde hacía diez años. Eso sí, esa cantidad está casi un 9% de lo que el sector generaba en 2009, aunque el crecimiento del año pasado no deja de ser significativo tras años de caídas.

Los cigarros (categoría donde se incluyen, entre otros, los puros) fueron la única variedad que vio disminuir su generación de ingresos. El resto, aparte de los cigarrillos, crecieron, especialmente la picadura para pipa, casi un 48%. Es el tercer año consecutivo que esta labor crece por encima del 40%, alcanzando ya un volumen de 155 millones de euros, el triple de lo que generaba en 2016. Medido en kilos vendidos, el crecimiento fue del 40% exacto.

También incrementó su generación de ingresos el tabaco de liar, un 3,6%, generando 1.038 millones de euros, también el segundo año consecutivo de crecimiento.

Con todo ello, la recaudación fiscal sumó en el año 9.089 millones de euros, tanto en impuestos especiales como IVA, un 0,88% más que en 2018.

Un año de adaptación

Cambios. El 2019 fue un año de cambios para el sector tabaquero. El principal, la incorpración a las cajetillas y sobres de tabaco para liar del nuevo sistema de trazabilidad que exigía la directiva europea de productos del tabaco. Como novedades para 2020, desde el 20 de mayo se prohibirá la venta de las cajetillas o sobres que no lleven este sistema así como la comercialización de cigarrillos y tabaco para liar mentolados.

Normas
Entra en El País para participar