Virus de Wuhan

El turismo en China se hunde y castiga al sector en Bolsa

Las aerolíneas asiáticas y europeas sufren en Bolsa

Turistas en Bangkok
Turistas en Bangkok EFE

Las autoridades chinas ya ofrecen los primeros datos del impacto en su economía del coronavirus, que ha matado a más de 80 personas. Y el turismo ha sido el primer sector afectado. El viceprimer ministro de turismo ha asegurado que los viajes durante el primer día de las vacaciones del Año Nuevo lunar el tráfico de pasajeros ha caído un 28,8% frente al año pasado. Las empresas turísticas y de lujo vuelven a ser las más castigadas en la sesión europea: entre las aerolíneas,  Lufthansa cae un 4,2% y Air France se deja un 5% e IAG cae un 2%. En la Bolsa de Madrid, Meliá se desploma un 5,4% y Amadeus, un 5,2%. 

En Japón, las aerolíneas ANA y Japan Airlines han caído un 3% y un 3,9%. También baja el sector del lujo: Hugo Boss y Christian Dior bajan un 3,5% y 4%. La principales Bolsas europeas caen en torno al 2% a media mañana.

 

En circunstancias normales, la semana del Año Nuevo Lunar debería ser un punto álgido para la industria turística china y motor del consumo por la capacidad de gasto de los ciudadanos. El viceministro chino apuntó que el transporte por carretera disminuyó en el 25%, mientras por ferrocarril y el transporte aéreo se redujeron en el 41,5% y en el 41,6%. 

En un esfuerzo por evitar que el virus se propague, el gobierno chino ha animado a los ciudadanos a limitar sus viajes, ha cancelado eventos públicos y ha restringido los viajes en grupo, además de que ha prorrogado las vacaciones escolares. En algunas ciudades, lugares de entretenimiento, como parques de atracciones y cines están cerrados para evitar contagios. Las salas de reproducción de películas recaudaron en el primer día del Año Nuevo 1,81 millones de yuanes (unos 240.000 euros), un 99% menos que ese día el año pasado, afirma Reuters. 

Entre otras medidas para contener el virus, China ha restringido todos viajes en grupo, que afectan el turismo tanto local como a extranjero, desde 27 de enero. El sindicato francés de touroperadores SETO ha anunciado la suspensión de los viajes organizados a China hasta el próximo 21 de febrero porque el cierre de algunos enclaves turísticos por el coronavirus impide el buen cumplimiento de sus programas. En Rusia, la Agencia Federal de Turismo (Rosturizm) aconseja a los rusos "abstenerse de viajar a China con fines turísticos hasta la normalización de la situación epidemiológica en el país", señala la nota oficial. Los operadores turísticos rusos han tomado nota de la advertencia y han dejado de vender paquetes a China debido al brote de coronavirus y solo están trayendo turistas rusos de vuelta, según ha asegurado a Reuters el vicepresidente de la asociación de operadores.

Aún así, todavía no está clara la capacidad de contagio de la enfermedad, ni siquiera si Pekín está ofreciendo los datos al completo. Las caídas en las Bolsas de valores y la debilidad del yuan muestran el  temor de los inversores a un crecimiento es más lento, en un momento en el que el brote coincide con las vacaciones del Año Nuevo Lunar, una temporada alta de viajes y consumo en China. Los analistas de S&P han calculado que si el brote de neumonía afecta al gasto en un 10%, el crecimiento chino se desaceleraría 1,2 puntos porcentuales.

Hong Kong y Malasia ha prohibido la entrada de visitantes de China procedentes de la provincia de Hubei, donde se notificó por primera vez un brote de coronavirus en Wuhan. La aerolínea japonesa ANA, que operaba vuelos desde Wuhan a Tokio y Osaka, anunció la semana pasada la cancelación de todas estas rutas hasta nueva orden. 

"Si bien no podemos decir cuánto se propagará la enfermedad,  sí sabemos con seguridad que el consumo en China ya  lo está acusando, a medida que Pekín trata de poner coto a los contagios", dijo  Reuters un estratega senior de la firma de inversión Sumitomo Mitsui Trust Asset Management.

El organismo China Outbound Tourism Research Institute preveía que en 2020 por primera vez se superarían los siete millones de viajes fuera de China durante la semana del Año Nuevo lunar (del 24 al 30 de enero). "Debido a las dificultades políticas y de seguridad en Taiwán y Hong Kong, la cuota de mercado de los destinos de media y larga distancia aumentará aún más", anticipaba la entidad, que augura que más de la mitad de los viajes irían más allá de la "Gran China".

Las condiciones exteriores en el brote de SARS de 2002-2003 fueron favorables. Ahora, analistas del banco de inversión Nomura señalan que el brote de Wuhan se suma a "los vientos contrarios". El PIB chino creció a su menor ritmo en 30 años en 2019, presionado por una demanda interna débil y las tensiones comerciales con Estados Unidos. 

Las últimas cifras ofrecidas por las autoridades chinas indican que el coronavirus, con epicentro de la epidemia en Wuhan, se ha cobrado hasta el momento al menos 80 vidas entre los 2744 contagiados diagnosticados en el país asiático. Otros 80.000 ciudadanos permanecen en observación. 

Tencent o Alibaba toman medidas

Reuters

El gigante de servicios de internet, Tencent, ha recomendado a sus empleados que trabajen desde sus casas al menos hasta el 7 de febrero. Otro gigante, Alibaba, ha eliminado de sus portales las ofertas de mascarillas con precios excesivos ante las subidas que ha experimentado este producto en los últimos días. 

Una popular cadena de restaurantes china, Haidilao International Holding, ha echado el cierre a algunas de sus franquicias en distintos puntos del país. 

Normas
Entra en El País para participar