Banca

La EBA propone cambiar sus pruebas de estrés a los bancos

Somete a audiencia pública la metodología de los test

El presidente del la Autoridad Bancaria Europea, José Manuel Campa.
El presidente del la Autoridad Bancaria Europea, José Manuel Campa.

La Agencia Bancaria Europea (EBA) propuso este miércoles cambios en las pruebas de estrés que realiza a la banca con el objetivo de dar una mayor flexibilidad y permitir así identificar riesgos particulares de las entidades.

Su propuesta, que será objeto de un debate abierto a las partes implicadas hasta el próximo 30 de abril con una sesión pública de discusión el 21 de febrero, dará en particular más margen de maniobra a los bancos en el cálculo de sus proyecciones, precisó la EBA en un comunicado.

En concreto, todos utilizarían la misma metodología pero se les dará un mayor margen para que puedan explicar y evaluar la base y el impacto de esas proyecciones. La agencia insistió en que los estándares tendrían que seguir siendo elevados, y los bancos tendrán que seguir detallando los requerimientos de capital, los principales factores de riesgo o los datos sobre la exposición.

Su propuesta prevé una prueba con dos componentes, una por cuenta de los supervisores y otra de los bancos, que para garantizar un cierto nivel de comparabilidad utilizarían los mismos escenarios y los mismos puntos de partida.

En el documento que ahora ha sometido a debate, la EBA sugiere considerar los costes y beneficios de múltiples escenarios macroeconómicos. Además, pide reacciones ante la posibilidad de introducir otros escenarios que se centrarían en riesgos potenciales de carácter puntual (como riesgos de liquidez) o por modificaciones de largo plazo de carácter medioambiental, social, político o tecnológico. Las pruebas de estrés de este año, que se publicarán en julio, no se verán afectadas todavía por los cambios que se van a discutir hasta finales de abril.

Normas