El Gobierno aprueba este martes la subida salarial del 2% para los funcionarios

Sánchez quiere aprobar los nuevos Presupuestos "antes de que finalice el verano" y deja en manos de los agentes sociales el alza del SMI

subida salarial funcionarios
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El Consejo de Ministros aprobará este martes una subida del 2% para este año del sueldo de los funcionarios, según fuentes consultadas por este periódico y tal y como ha anunciado el presidente del Gobierno en su primera entrevista tras la formación del Ejecutivo de coalición, realizada en RTVE. Un incremento que ya estaba contemplado en el pacto alcanzado por el Gobierno del entonces presidente Mariano Rajoy con los sindicatos en 2018.

Se trata de un incremento salarial al que se comprometió el Ejecutivo en funciones de Pedro Sánchez a la vuelta del verano, si bien reconoció que lo aplicaría en cuanto dejara de estar en funciones. Una situación que los sindicatos de los trabajadores públicos han reclamado desde que se produjera la investidura del socialista y que llevó el pasado viernes al jefe del gabinete de Pedro Sánchez, Iván Redondo, a confirmar por carta a los sindicatos que subiría el sueldo a los trabajadores públicos "a la mayor brevedad posible", aunque no citó fechas. La intención del Ejecutivo, según explica El Mundo, es sacar adelante esta subida salarial mediante un real decreto, de manera que el alza ya se incluyera en la nómina de enero.

La subida salarial a los funcionarios es la segunda medida a la que da luz verde el Ejecutivo de coalición de PSOE y Unidas Podemos después de que en su primer Consejo de Ministro el Gobierno aprobara una revalorización del 0,9% de las pensiones para 2020. Este incremento se aplicará con efectos retroactivos desde el 1 de enero con una compensación en la nómina de febrero. Esta medida ya fue comunicada a Bruselas en el plan presupuestario remitido el pasado otoño, pero no fue puesta en marcha porque el Ejecutivo estaba en funciones.

Durante la entrevista, Sánchez expresó su voluntad de aprobar los nuevos Presupuestos Generales del Estado “antes de que finalice el verano”, aunque no aclaró si para hacerlo contará o no con el apoyo de ERC. Unas cuentas que, según explicó, estarán sustentadas sobre cinco pilares: la consolidación del crecimiento económico -con el objetivo de que España compita con otras economías en calidad, lo que supondrá un impulso a la inversión en innovación-, la transición ecológica -teniendo en cuenta la gran amenaza que supone para el país el cambio climático-, los derechos sociales, la cohesión territorial y el reto demógrafico y la igualdad entre hombres y mujeres.

Preguntado por las promesas de su Gobierno, Sánchez puntualizó que, frente a la derogación de la reforma laboral, Sánchez puntualizó que, frente a la voluntad expresada por la ministra de Trabajo, Yolanda Diaz, de derogar la reforma laboral, el Ejecutivo solo acabará con “los aspectos más lesivos” de esta. Tampoco confirmó la prometida subida del salario mínimo interprofesional y subrayó que dejarán este paso en manos de los "agentes sociales", que serán quienes marquen el ritmo de cuándo se puede realizar. Asimismo, garantizó que otro de los puntos fundamentales de la legislatura será el Pacto de Toledo y la garantización de la revalorización de las pensiones.

La cuestión catalana también centró gran parte de la entrevista. Sánchez reiteró su voluntad de diálogo y anunció que se reunirá con el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, la primera semana de febrero. No obstante, también quiso recalcar que durante la legislatura quiere mantener reuniones anuales con los presidentes de todas las comunidades autónomas. Asimismo, recordó su propuesta de celebrar una votación en Cataluña sobre un acuerdo, aunque puntualizó que esta consulta no buscará la división. 

Normas
Entra en El País para participar