Transporte

El grupo Thomas Cook cede en las islas 600.000 viajeros que ya se reparten Jet2.com y Easyjet

La quebrada deja de mover 463.000 viajeros en Canarias desde octubre y 137.000 en Baleares

Desplome Thomas Cook islas Pulsar para ampliar el gráfico

Tres meses han sido suficientes, coincidiendo con el inicio del invierno cálido en Canarias, para comprobar el notable efecto de la quiebra de Thomas Cook en el tráfico aéreo hacia o desde las islas españolas. Easyjet y Jet2 emergen como los grandes ganadores de los pasajeros perdidos por las aerolíneas del grupo quebrado.

Con su referencia británica paralizada desde finales de septiembre y la escandinava desde octubre, la actividad de las aerolíneas del grupo quebrado se mantiene esencialmente por Condor. En el proceso de desintegración del que era segundo grupo turístico europeo, tras Tui, la citada Condor está inmersa en un proceso de venta que ha generado el interés de Apollo, Greybull y la aerolínea polaca LOT, pero mientras ha seguido operando con normalidad.

Gracias a su aportación, las aerolíneas del grupo movieron en el cuarto trimestre de 2019 hasta 463.000 pasajeros menos en cuatro de los grandes aeropuertos canarios. El desplome respecto al último trimestre de 2018 fue de 191.000 viajeros de entrada y salida en Tenerife Sur (un 48% menos que en el cuarto trimestre de 2018); alcanza un retroceso de 129.000 viajeros en Lanzarote (un 64% menos que en el periodo comparable); la bajada es de 80.000 usuarios en Fuerteventura (un 38% menos), y atendió a 63.500 turistas menos en Gran Canaria.

La germana Condor, del grupo quebrado y actualmente en proceso de venta, ha mantenido su presencia

El terremoto en Thomas Cook también se ha dejado sentir en Islas Baleares, donde el tráfico ya cae por sí mismo tras el cierre de la campaña estival. Las aerolíneas del grupo Thomas Cook aportaron 137.000 viajeros menos entre octubre y diciembre de 2019 que en el periodo comparable de 2018. Un descenso que se concentra en Palma de Mallorca, que recibió o dio salida a 106.000 viajeros menos en aviones del grupo que en el cuarto trimestre de 2018 (un 34% a la baja).

Las estadísticas de Aena reflejan que solo en estos tres meses las islas españolas, destino soñado para británicos y alemanes, dejaron de recibir 600.000 viajeros a bordo de aerolíneas de Thomas Cook respecto a octubre-diciembre de 2018.

En este contexto, el tráfico trimestral global se ha resentido en todos los aeropuertos canarios de gran volumen, excepto Tenerife Norte, donde se concentran las operaciones de los grupos aéreos españoles. Ya en el caso de Islas Baleares, Palma de Mallorca retrocedió casi un 2% en tráfico en los tres últimos meses.

La pérdida total fue de 277.000 viajeros en los cinco grandes aeropuertos canarios (Tenerife Sur, Tenerife Norte, Fuerteventura, Lanzarote y Gran Canaria) en el cuarto trimestre, y el descenso entre Ibiza, Menorca y Palma de Mallorca marcó 93.000 pasajeros.

Pulso de ‘low cost’

Las dos británicas del bajo coste, Jet2 y Easyjet, han sumado 406.000 pasajeros más en las islas españolas desde la caída de Thomas Cook

Con las filiales de Thomas Cook cayendo en cascada por toda Europa y su aerolínea británica engrosando la lista de firmas aéreas quebradas, han sido dos referencias británicas del bajo coste, Jet2.com y Easyjet, las que han pisado el acelerador. Entre las dos suman 406.000 usuarios más en el cuarto trimestre en las islas frente al mismo periodo de 2018.

Jet2.com tuvo una reacción fulminante anunciando la puesta en el mercado de decenas de miles de nuevas plazas. Las estadísticas de Aena reflejan ahora que ganó 231.000 viajeros en Canarias en comparación con el trimestre que cerró 2018. Entonces ya era una compañía de referencia para la conectividad de las islas, pero ahora ha mejorado su registro entre octubre y diciembre en más de 107.000 usuarios en Tenerife Sur, 70.000 en Lanzarote, y más de 25.000 en Fuerteventura y Gran Canaria. En todos finalizó el ejercicio entre los cinco mayores grupos extranjeros.

Las operaciones de Jet2 con base en Baleares también arrojan un saldo positivo de 59.000 viajeros en los tres meses transcurridos desde la suspensión de pagos de Thomas Cook. El grueso de este refuerzo se encuentra en Palma de Mallorca (39.900 viajeros más que en el cuarto trimestre de 2018). Jet2.com creció, de este modo, en 290.000 viajeros en las islas y absorbe prácticamente la mitad de la pérdida por Thomas Cook.

Easyjet, por su parte, ha mejorado en 116.000 viajeros su tráfico en las islas desde octubre: 92.300 en Canarias y casi 24.000 en Baleares. Ha evolucionado un 22% en Tenerife Sur y Lanzarote, o un 20% en Menorca.

Otros efectos, como la fragilidad de los estados financieros de gigantes como Norwegian y los problemas de renovación de flota de Ryanair, han hecho que estas dos referencias del bajo coste también desaceleren en Canarias. La irlandesa ha movido 108.000 viajeros menos que en el cuatro trimestre de 2018, mientras que gana 109.000 en Baleares. Norwegian, por su parte, cae un 23% en Lanzarote, un 72% en Tenerife Norte o un 8% en Tenerife Sur.

Normas
Entra en El País para participar