Bestinver aspira a lograr rendimientos del 15% en los próximos años

La gestora ha generado 1.900 millones de euros de plusvalías desde 2015

Beltrán de la Lastra, director de inversiones de Bestinver.
Beltrán de la Lastra, director de inversiones de Bestinver.

Bestinver vivió una convulsión en septiembre 2014 cuando su gestor estrella, Francisco García Paramés, dejó la firma, y provocó una salida en tromba de inversores. ¿Sería capaz la mayor gestora independiente de fondos de inversión de reponerse? Los números empiezan a indicar que sí. Sobradamente.

Desde la llegada del sustituto de Paramés, Beltrán de la Lastra (procedente de la filial en Londres de JP Morgan), la firma ha generado una rentabilidad media anual del 9,03%. En estos cinco años, el rendimiento acumulado ha sido de 56%. En términos absolutos, 1.900 millones de euros. "Estamos satisfechos, pero creemos que podemos conseguir mucho más", ha apuntado De la Lastra en una rueda de prensa.

El director de inversiones de Bestinver considera que los retornos obtenidos se han producido en un mercado "muy complicado" para el estilo de inversión en valor que promulga la firma, y que se basa en comprar buenos negocios a precios muy bajos. Según sus previsiones, cuando el mercado se vaya normalizando, tras irse revirtiendo las políticas monetarias excepcionales, "encontraremos muchas más oportunidades". Entonces, "las rentabilidades anuales medias a las que aspiraremos estarán más cerca del 15%", ha explicado.

Bestinver, propiedad del grupo Acciona, gestiona cerca de 7.000 millones de euros en varios fondos de inversión, planes de pensiones y fondos alternativos. La firma da servicio a más de 50.000 clientes. En julio, anunció la compra de la gestora Fidentiis.

Durante 2019, la cartera internacional de Bestinver logró un retorno del 23,34% y la ibérica del 10,51%. En esta última, la firma ha incorporado las acciones de Bolsas y Mercados Españoles (BME), dándole un peso del 3,4% en el último trimestre de 2019, en pleno proceso de OPA. 

La gestora considera que una correcta integración permitiría "sinergias tanto de costes como de ingresos, creando un valor no recogido en las acciones". El 18 de noviembre pasado, la firma Six Group, gestor de la Bolsa de Zúrich, lanzó una OPA amistosa sobre el 100% de BME a 34 euros por acción, con una prima del 35% sobre su cotización en la jornada previa, lo que arroja un importe global superior a los 2.800 millones. El precio ofrecido está por encima de los 31 euros a los que BME salió a Bolsa en 2006.

Excesivo castigo a los bancos españoles

En el último trimestre, la cartera ibérica de Bestinver ha aumentado el peso Banco Sabadell porque consideran que la entidad está generando capital con la venta de activos no estratégicos y la reestructuración del negocio de Reino Unido.

"Los bancos españoles están excesivamente penalizados por el riesgo político y regulatorio", explica Ricardo Cañete, gestor de fondos y responsable de la estrategia ibérica de Bestinver. "El mercado está descontando que se vaya a crear un impuesto especial, que vayan a tener nuevos reveses judiciales... pero nosotros no creemos que el escenario vaya a ser tan malo".

El sector financiero ya pesa un 26,1% en la cartera ibérica, que incluye bancos como Unicaja (4,6%) y Sabadell (4,2%), además de Caixabank, Bankinter, Santander y Bankia, con menos peso.

"Puedes poner impuestos, pero no puedes llegar a cargarte las rentabilidades del sector", ha sostenido Cañete, quien ha hecho énfasis en las medidas de recorte de gastos y mantenimiento de ingresos en el complicado contexto en el que se desenvuelve la banca.

En cuanto a la futura salida a Bolsa de Línea Directa, la aseguradora de Bankinter, Bestinver cree que se trata de "un negocio extraordinario" que quitará ingresos y rentabilidad al banco al escindirse y hará que este cotice "con algo de prima, aunque a niveles más parecidos a los competidores".

Normas