El Gobierno recupera la secretaría de estado de telecos ante la llegada del 5G

Divide en dos la actual secretaría de Avance Digital. Entre los objetivos del Ejecutivo está sacar adelante una estrategia nacional de inteligencia artificial

Nadia Calviño, en la toma de posesión del Gobierno.
Nadia Calviño, en la toma de posesión del Gobierno.

Cambio de relevancia en la posición en el Gobierno de los sectores vinculados a las telecomunicaciones y la tecnología, que seguirán incluidos en el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, bajo el mando de Nadia Calviño.

Con el nuevo Gabinete, la actual secretaría de estado de Avance Digital, que en la última legislatura ha estado dirigida por Francisco Polo, va a dividirse en dos, por un lado la secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, y por otro la secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales. Al margen de las vinculadas a los sectores tecnológicos, también hay una tercera secretaría de Estado, de Economía y Apoyo a la Empresa, que se mantiene.

En las disposiciones sobre la creación del nuevo Gobierno se señala que corresponde a este Ministerio la propuesta y ejecución de la política del Gobierno en materia económica y de reformas para la mejora de la competitividad, las telecomunicaciones y la sociedad de la información. Además, destaca que el departamento de Calviño asume la propuesta y ejecución de la política del Gobierno para la transformación digital y el desarrollo y fomento de la inteligencia artificial.

Este movimiento es considerado una buena noticia, según señalan fuentes del sector. Con la decisión, el nuevo Gobierno devuelve relevancia a las telecos al establecerse la tradicional secretaría de Estado para la industria. La eliminación en la anterior legislatura, y la inclusión de las competencias en una dirección general, provocó algunas críticas entre los operadores, que siempre han defendido su relevancia en el conjunto del país.

El establecimiento de la nueva secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales viene en un momento clave con la llegada de la nueva telefonía móvil 5G, con indudable relevancia para el conjunto de las industrias. Una de las primeras tareas, que debe realizarse durante el primer semestre del año, será la ejecución de la subasta de espectro de 700 MHz, que pasará a manos de las telecos para ofrecer servicio de 5G, con la ejecución definitiva del denominado segundo dividendo digital. La citada licitación de espectro es uno de los principales desafíos que afrontan las operadoras para este año, tanto por su implicación técnica como por el impacto financiero.

Otras fuentes del sector destacan el hecho de que dentro de una Vicepresidencia como la económica, de las tres secretarías haya dos que tengan que ver con el sector Digital es una buena noticia y es un refrendo de la importancia de este ámbito para la economía y el conjunto del país. Además, según estas fuentes, el hecho de que todos los temas que tienen que ver con la digitalización estén en el mismo ámbito ministerial también es bueno.

Ahora bien, otras fuentes advierten de la necesidad de que haya una coordinación plena entre las dos secretarias de estado tecnológicas, puesto que ambas comparten materias, que además son trasversales. “Deberán clarificarse qué competencias tienen cada una de ellas, que además tendrán que colaborar plenamente”, destacan.

Una de las incógnitas abiertas es saber quiénes encabezarán ambas secretarías de estado. Para el ámbito de las telecos, suena el nombre de Roberto Sánchez, en la actualidad director general de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información, y que ha sido el responsable en el último año tanto del 5G como del segundo dividendo digital. “Su nombramiento sería bien recibido por el sector”, indican fuentes de las operadoras.

En cuanto a la secretaria de digitalización e inteligencia artificial, en el sector se da por hecho que no estará encabezada por el actual secretario de estado de Agenda Digital, Francisco Polo. Distintas fuentes aseguran a este periódico que el hecho de que el Gobierno haya destacado en su nombre el término "inteligencia artificial" da pie a pensar que están buscando un "candidato con conocimientos específicos en ese área". Las mismas fuentes recuerdan, además, que en los acuerdos de coalición quedó reflejado un compromiso: sacar adelante una Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial, que no existe hoy y que urge en pleno boom de la llamada economía de los datos y del interés de Europa por trazar un plan comunitario que permita a la UE dar la batalla en este ámbito estratégico frente a EE UU y China. Francia y Alemania están jugando un papel clave en estrategia y España también querría liderar la iniciativa.

Normas