Italia ultima la suspensión de concesiones a Autostrade, filial de Atlantia

Vista del puente Morandi de Génova un año después de su derrumbe.
Vista del puente Morandi de Génova un año después de su derrumbe.

El Gobierno italiano ha dado comienzo a los trámites necesarios para proceder a revocar las concesiones adjudicadas a Autostrade per l'Italia, filial de Atlantia, empresa participada por la familia Benetton y accionista de Abertis, según anunció el líder del Movimiento 5 Estrellas (M5S) y ministro de Exteriores de Italia, Luigi Di Maio, en una grabación publicada en redes sociales.

"Finalmente, se inicia un camino para algunas infraestructuras italianas, pero también en general, que nos permitirá revocar las concesiones a los Benetton", señaló el político italiano en un mensaje para felicitar el Año Nuevo, publicado en su perfil de Facebook.

En este sentido, Di Maio subrayó que la retórica de que con esta suspensión se pierden empleos "no tiene sentido, porque los trabajadores estarán protegidos, más bien se perderán las ganancias de los Benetton".

"Aquellos que se escandalizaron con el desplome de las acciones de Atlantia no lo hicieron tanto cuando colapsó el puente Morandi", añadió el líder del M5S.

El Gobierno de Italia aprobó el pasado mes de diciembre un decreto, aún pendiente del visto bueno del Parlamento, que facilitaría el procedimiento de revocación y reduciría el coste por indemnizaciones que debería asumir el Estado en supuestos de rescisión de contratos de concesión de autopistas.

En este sentido, la ministra italiana de Infraestructuras, Paola de Micheli, recuerda, en declaraciones al diario 'Il Sole 24 Ore', que la propiedad de las concesiones "es del Estado", señalando que la regla insertada en el decreto aprobado busca "reequilibrar la relación entre Estado y concesionarias".

Atlantia, a través de Autostrade per l'Italia, es el primer operador de autopistas de peaje del país transalpino, dado que gestiona 3.255 kilómetros de vías.

La empresa italiana decidió en noviembre no repartir a sus accionistas dividendo con cargo a los resultados del ejercicio 2019 ante las "incertidumbres" que afronta en Italia tras el desplome del puente de una autopista del país el pasado año y las recientes informaciones sobre supuestas irregularidades en los datos sobre el mantenimiento de estas infraestructuras, que supusieron la dimisión de Giovanni Castellucci como consejero de Atlantia el pasado mes de septiembre.

El conocido como puente Morandi, de la ciudad de Génova, se derrumbó en agosto de 2018, causando la muerte de 43 personas.

Normas
Entra en El País para participar