Cómo invertir con éxito en la industria de la moda de lujo

Las ediciones limitadas y los productos icónicos son las apuestas más estables

moda
Arriba, las zapatillas Adidas Yeezy Boost 350, junto con el bolso 2.55 de Chanel.

El auge del consumo de segunda mano ha traído consigo nuevas formas de mirar hacia el mundo del lujo y la moda. Estas compras, impulsadas por factores como una mayor preocupación por el impacto medioambiental del consumo, han dejado de mirarse por encima del hombro para considerarse una tendencia e, incluso, han logrado que algunas prendas se revaloricen con el paso del tiempo.

El profesor de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y decano de la facultad de Derecho, Economía y Turismo de la Universidad de Lleida, Eduard Cristóbal, explica que adquirir productos de lujo bajo el prisma de la reventa se trata de una inversión muy estable, pues su demanda sigue subiendo incluso en épocas de crisis. No obstante, también recuerda que se trata de un modelo muy acotado, pues “los pelotazos solo se producen con artículos muy concretos”. En su caso, el experto recomienda fijar la vista en diseños icónicos o series de edición limitada. “Si se invirtiera en 10.000 bolsos Birkin, se perdería el factor de la exclusividad”, apunta.

Sobre lo particular de este tipo de inversiones también hace hincapié el socio responsable de retail y productos de consumo de EY, Javier Vello, quien recuerda que la inmensa mayoría de los bienes de consumo tangibles tienden a devaluarse con el tiempo. “Por ejemplo, en el caso de los coches, el 99% de ellos se deprecian, solo aumentan de valor aquellos que se acaban conociendo como clásicos”, ilustra. Dentro del mundo del lujo, las joyas son una de las inversiones más estables, asegura, pues más allá de si la pieza elegida se convierte en un producto icónico o no –lo que sería un valor añadido–, también se puede revalorizar por el propio material con el que está fabricada.

Cristóbal reconoce que para lucrarse realmente con la compraventa de productos de lujo es necesario ser un profesional y conocer a fondo el mercado en el que se opera, que puede variar desde las bebidas alcohólicas a las prendas de ropa. “La clave a la hora de invertir no es pensar qué va a subir de precio, sino asumir que su valor aumenta inevitablemente solo cuando hay escasez, cuando ya no se puede conseguir de otra manera”, aconseja el experto. La buena acogida de las colecciones de edición limitada y las colaboraciones exclusivas ha contribuido a hacer más rentable este negocio, según la cofundadora y presidenta de Vestiaire Collective, Fanny Moizant. "Esta moda ha aumentado la demanda de productos únicos por los que los consumidores están dispuestos a pagar una gran cantidad", apoya. 

La profesionalidad también es fundamental para Vello, quien recuerda que es muy complicado adivinar anticipadamente qué bienes se van a apreciar y que “por cada persona que acierta con este tipo de compras, hay 10 que se equivocan”. Asimismo, hace hincapié en que no es suficiente con contar con un buen producto, sino que este debe mantenerse en unas condiciones óptimas y es recomendable que los compradores valoren todo lo que se esconde detrás de cada uno de estos artículos. “Un bolso es igual que un cuadro, para que se aprecie tiene que existir un conocimiento que no todos los consumidores tienen”, comenta.

Descubrir las tendencias antes de que se popularicen, conocer los últimos modelos de zapatillas, fijarse en lo que llevan los iconos de las nuevas generaciones y apostar por las colaboraciones entre marcas son las principales recomendaciones de la plataforma Lyst a la hora de sacar rédito económico a la reventa de moda. El portal también ha elaborado un listado, que encabezan los bolsos Birkin y Kelly de Hermès, con las inversiones más rentables. Las colaboraciones de Supreme, los relojes de Rolex, el bolso Classique de Chanel y las zapatillas Adidas Yeezy Boost 350 completan el top5 de una clasificación en la que también aparecen ediciones limitadas de Nike y las gabardinas de Burberry. Una tabla muy similar a la que dibuja la responsable de  Vestiaire Collective, quien insiste en que los iconos son una apuesta segura.

Normas