Nueva demanda contra Daimler por el 'dieselgate'

Más de 200 inversores reclaman al grupo alemán 1.000 millones de dólares (900 millones de euros)

Logotipo de Daimler
Logotipo de Daimler

El grupo automovilístico alemán Daimler deberá enfrentar un nuevo golpe por el 'dieselgate'. Más de 200 accionistas le reclaman 1.000 millones de dólares (900 millones de euros) en relación con el problema del software que alteraba las emisiones de algunos vehículos diésel de la corporación.

Las demandas se han presentado en un tribunal de Stuttgart, en Alemania, en nombre de inversores institucionales, incluidos bancos, compañías de inversión, seguros y fondos de pensiones de Europa, América del Norte, Asia y Australia, según informó Andreas Tilp, abogado de los demandantes, en un comunicado recogido por Bloomberg

Recogen que Daimler engañó a los inversores y no les informó sobre los riesgos y los costes del software instalado en los vehículos diésel. Los casos cubren a los accionistas que compraron acciones entre el 10 de julio de 2012 y el 20 de junio de 2018, según Tilp.

La Fiscalía de Stuttgart ya multó a Daimler con 870 millones de euros en septiembre del año pasado por el 'dieselgate'. La multa fue aplicada por "violación negligente" del deber de supervisión en una división de la empresa que se ocupa de la certificación de los vehículos y la multinacional no recurrió. 

En agosto de 2018, el grupo alemán llamó a revisión a casi 700.000 vehículos diésel en Europa como consecuencia de una orden administrativa por parte de la Autoridad Federal del Transporte Motorizado de Alemania (KBA, por sus siglas en alemán), vinculada con un dispositivo que alteraba las emisiones de modelos diésel de Mercedes-Benz.



Normas