Debate de investidura

Pedro Sánchez promete crear una ley para prohibir las amnistías fiscales

El PSOE se asegura 167 votos a favor frente a 165 en contra con las 18 abstenciones de ERC y Bildu

"No se va a romper España, no se va a romper la Constitución. Aquí lo que se va a romper es el bloqueo al Gobierno progresista democráticamente elegido por los españoles", así ha dado comienzo el candidato socialista, Pedro Sánchez al debate de investidura, una cita que llega marcada por la decisión de la Junta Electoral Central de inhabilitar a Quim Torra como president de la Generalitat y que niega el acta de eurodiputado al líder de ERC, Oriol Junqueras, preso por el caso del procés. 

"El PSOE, es un partido español, formado por compatriotas, que con aciertos y errores ha contribuido y contribuye al avance de la sociedad. Por eso les pido desde aquí, desde esta tribuna, el mismo respeto que reciben de nosotros. El respeto a la pluralidad es el respeto a la democracia", ha señalado Sánchez. El líder de los socialistas ha abogado por un gobierno progresista que ayude a rebajar las desigualdades abiertas durante la pasada crisis económica. El término acuñado y repetido en reiteradas ocasiones ha sido el de "patriotismo social", entendido este como poner los recursos al servicio de la reducción de las desigualdades sociales. "No se pueden entregar al mercado bienes como la salud, como la educación, como la seguridad o como el porvenir y la vida, en definitiva, de las personas", ha apuntado.

La justicia social, la defensa de los servicios públicos, la libertad y la cohesión territorial son los cuatro valores que regirán el Ejecutivo de coalición. Así lo ha apuntado Sánchez que ha remarcado que los pilares sobre los que pilota el acuerdo programático con Unidas Podemos son el "empleo digno, igualdad real entre hombres y mujeres, la justicia social, el dialogo y entendimiento, la revalorización de las pensiones y la transición ecológica".

Acto seguido ha procedido a detallar las medidas acordadas y hechas púbicas el pasado 30 de diciembre. Una de las novedades ha venido de la lucha contra el fraude. El presidente del Gobierno en funciones se ha comprometido a dotar de más y mejores herramientas a la lucha contra el fraude. "Vamos a crear una ley contra el fraude fiscal" y ha defendido que el Gobierno prohibirá por ley aprobar amnistías fiscales. Según lo conocido el pasado 30 de diciembre en materia fiscal el nuevo ejecutivo promete no aumentar los impuestos a "las clases medias" e incrementar los impuestos a las rentas superiores a los 130.000 euros anuales. Esto irá acompañado de un "mayor control sobre las sicavs y el aumentar el tipo efectivo para las grandes corporaciones.

El mercado laboral es uno de los puntos que más protagonismo acapara en el pacto con Podemos. Durante su intervención Sánchez ha enumerado las diferentes medidas en materia de empleo y apuntó que el objetivo del nuevo ejecutivo pasa por derogar la reforma laboral de 2012 entre cuyas medidas principales se encuentran a desaparición del despido por absentismo. El líder socialista apuntó que "gracias al diálogo social fijaremos el horizonte del salario mínimo al final de la legislatura en el 60% del salario medio de nuestro país".

En lo que política energética respecta, Sánchez se ha comprometido sacar adelante una ley de cambio climático y transición energética. "Aprobaremos el plan integrado de energía y clima", ha afirmado. Algunas de las medidas que prevé crear será la ley de plásticos de un solo uso, la ampliación del bono social y prohibición de los cortes de servicios a las familias vulnerables.

La vivienda es otro de los puntos abordados en el pacto programático con Unidas Podemos. Sánchez afirma que trabajarán para frenar las subidas abusivas de los alquileres y para ello pondrán techo en zonas de mercado tensionado a la vez que reforzarán el marco competencial de las entidades locales. "Tenemos que avanzar en la vivienda pública con un marco legal claro. No podemos tolerar lo que ha ocurrido en los últimos años, que la vivienda pueda ser explotada por fondos", ha remarcado.

En materia de educación el Gobierno "impulsará una ley básica que derogue la vigente LOMCE y un Estratégico de FP incorporando a las empresas con fórmulas flexibles, creando consorcios con los agentes sociales y la comunidad educativa. El reto es que hasta el año 2025, España necesita crear 200.000 nuevas plazas de FP". "El sistema de becas será revisado para considerarlas como un derecho subjetivo en función de las rentas familiares. Pasarán a ser un derecho de las personas que cumplan con ciertos requisitos sociales y académicos", ha añadido.

Sánchez ha defendido la renovación el modelo territorial y clarificación de sus competencias como uno de unas de las soluciones a las tensiones territoriales que se viven en la actualidad. "Muchos de los problemas territoriales tienen que ver con el desgaste de nuestro Estado autonómico". La legislatura que se inicia debe de ser la "la legislatura del diálogo y en particular la del diálogo territorial". El presidente del Gobierno en funciones insta a retomar el diálogo para corregir la incapacidad política y "el abandono de anteriores Gobiernos de la vía política para resolver un conflicto que es político". En el marco del entendimiento ha solicitado"dejar atrás la deriva judicial que tanto dolor y fractura" han causado en la sociedad.

La tensión está siendo una de las señas de identidad de la jornada. Durante el debate los aplausos por parte de los socialistas y sus socios de gobierno han sido una constante mientras al inicio y término de la intervención del líder socialista el PP ha pedido a Sánchez que explique el pacto al que han llegado el PSOE y ERC. De hecho, antes de que el presidente del Gobierno en funciones tomara la palabra la portavoz del grupo popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, exigió que se detallara el acuerdo alcanzado entre el PSOE y ERC que supone la creación de una mesa entre el Gobierno central y el Ejecutivo de la Generalitat. La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, rechazó esta petición.

La diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, ha anunciado ante el pleno del Congreso que votará en contra de la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno pese a que previamente su partido había adelantado que se abstendría. En una dura intervención contra Sánchez y en la que ha criticado también la actitud del líder del PP, Pablo Casado, Oramas ha justificado su voto en contra en que no iba a traicionar a los ciudadanos que la apoyaron en las pasadas elecciones generales ante la "ambición" del candidato a la investidura.

Todo apunta a que Sánchez cuenta con los acuerdos suficientes para lograr la investidura en la segunda votación en la que solo se requiere que los síes superen a los noes. El candidato socialista cuenta a priori con 167 votos favorables sumando los de PSOE (120), Unidas Podemos (35), PNV (6), Más País (2), Compromís (1), Nueva Canarias (1), Teruel Existe (1) y BNG (1). Los votos en contra ascienden a 165: PP (89), Vox (52), Ciudadanos (10), Junts per Catalunya (8), Navarra Suma (2), la CUP (2), los cántabros del PRC (1) y el sorpresivo voto en contra de Coalición Canaria (1). Una de las grandes novedades de los últimos dos días ha sido la negativa del partido regionalista cántabro el único que le apoyó en septiembre.

Normas
Entra en El País para participar