Los premios del Niño estrenan un mínimo exento de 40.000 euros

El tercer premio queda libre de impuestos por primera vez desde 2013 y Hacienda ingresará 4,5 millones menos

Preparación del Sorteo Extraordinario del Niño.
Preparación del Sorteo Extraordinario del Niño.

Más allá del surtido habitual de regalos que dejarán en millones de hogares españoles el próximo lunes, Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente traerán con ellos un valioso presente fiscal a los ganadores del sorteo de la Lotería del Niño que se celebra ese día. Los afortunados disfrutarán de un nuevo mínimo exento, de 40.000 euros, que duplica al vigente hasta el cierre de 2019.

Este incremento del mínimo fiscalmente exento responde al pacto presupuestario por el que el PP logró sacar adelante las cuentas de 2018 –que acaban de ser prorrogadas por segunda vez– en el que se estableció un aumento progresivo de la cuantía desde los 2.500 euros de entonces a los 10.000 en julio de aquel año; los 20.000 en 2019, que todavía marcaron el reciente sorteo de Lotería de Navidad; y los 40.000 euros que rigen desde el pasado miércoles, 1 de enero de 2020.

Como resultado, por primera vez desde que en 2013 comenzaran a gravarse al 20% los premios de loterías, el tercer premio del Niño quedará totalmente exento de impuestos, como también lo estaban ya todos los de cuantías inferiores. A su vez, la ganancia neta de los premios superiores crece también, en 20.000 euros.

De esta forma, el ganador del primer premio, dotado con 200.000 euros, obtendrá 168.000 euros netos dejando en manos de Hacienda otros 32.000; de los 75.000 del segundo premio, 68.000 serán para el premiado y 7.000 para el fisco, mientras que quien obtenga el tercer premio cobrará íntegramente los 25.000 euros correspondientes.

Como resultado de este cambio fiscal, Hacienda recaudará unos 19,5 millones de euros, 4,5 millones menos que el año pasado, cuando la exención fiscal era la mitad que la actual.

A su vez, la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado repartirá un total de 700 millones de euros en premios.

Por su parte, Gestha, la asociación de Técnicos del Ministerio de Hacienda, reclama al Gobierno volver a rebajar la exención fiscal a 2.500 euros para evitar el menoscabo de los ingresos públicos que ha supuesto que este año sea ya 16 veces superior a dicho umbral.

Normas
Entra en El País para participar