El debate de investidura se celebrará los días 4, 5 y 7 de enero

La convocatoria formal se llevará a cabo el próximo jueves 2 de enero

El candidato a la investidura, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, tras el acto de firma del acuerdo programático con las principales medidas que tomará el futuro Gobierno de coalición.
El candidato a la investidura, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, tras el acto de firma del acuerdo programático con las principales medidas que tomará el futuro Gobierno de coalición. EFE

La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, convocará el debate para la investidura del candidato socialista Pedro Sánchez los días 4, 5 y 7 de enero, según ha comunicado a los representantes de los grupos parlamentarios. La convocatoria formal se llevará a cabo el próximo jueves 2 de enero, el mismo día que el Consell Nacional de ERC se reunirá, por la tarde, para aprobar formalmente su posición en la investidura. Tras las palabras de este lunes de la portavoz republicana, Marta Vilalta, dejando claro que el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos y la mesa de negociación acordada con el grupo catalán es "una oportunidad" que no se puede desaprovechar, se da por hecho que el Consell ratificará la abstención de ERC necesaria para investir a Sánchez.

Tras las elecciones del pasado 10 de noviembre, el PSOE trabajó para que su secretario General fuera investido presidente antes de Navidad, después habló de finales de año, y la última fecha que barajó fue antes del día de Reyes.

Finalmente, la presidenta de la Cámara Baja, que es quien tiene la facultad de convocar los plenos de investidura previa consulta del candidato, ha decidido que la sesión tenga lugar los días 4, 5 y 7 de enero, en caso de que, como se prevé, Sánchez no consiga en la primera vuelta la mayoría absoluta necesaria fijada en 176 votos.

El sábado 4, en una hora aún por determinar, el candidato presentará su programa de gobierno, esbozado este lunes en el documento que presentó junto al secretario general de Podemos y próximo vicepresidente, Pablo Iglesias. El domingo 5 intervendrán presumiblemente el resto de grupos y se producirá la primera votación, que exige mayoría absoluta a la que Sánchez no tendrá
acceso. Finalmente, al menos 48 horas después de la primera votación como manda la Constitución, se producirá la segunda, donde al candidato le basta una mayoría simple para ser elegido.

A día de hoy, Sánchez tiene garantizados 163 votos a favor (PSOE, Unidas Podemos, PNV y 2 de Más País) y 164 en contra (PP, Vox, Ciudadanos, Junts, CUP, UPN y Foro Asturias). Por tanto, además de la casi segura abstención de ERC y EH Bildu, necesita que al menos dos votos de los
seis diputados de grupos minoritarios que actualmente se declaran en la abstención o no han precisado su posición (Coalición Canaria, PRC, BNG, Teruel Existe y Compromís) pasen al sí.

Normas