Movilidad

Un tribunal prohíbe operar a Uber en Alemania

La sentencia señala que la empresa debe someterse a la normativa de transportes

Montaje de la aplicación de Uber con el logotipo de un taxi alemán al fondo.
Montaje de la aplicación de Uber con el logotipo de un taxi alemán al fondo.

Un tribunal alemán de primera instancia ha prohibido a Uber operar en el país, argumentando que la compañía estadounidense carece de licencia para ofrecer servicios de transporte con coches de alquiler. La sentencia, de un tribunal alemán, rechaza el modelo de negocio de la empresa, cuya aplicación conecta a los usuarios con empresas de alquiler de vehículos. De acuerdo con la sentencia, este mecanismo es anticompetitivo, e implica falta de control sobre estas compañías.

La sentencia es de aplicación inmediata, aunque puede ser recurrida a una instancia superior. En todo caso, supone un varapalo para la tecnológica, que el mes pasado perdió el permiso para operar en Londres bajo el argumento de que no verificaba correctamente la identidad de los conductores.

En Alemania Uber está activa en siete ciudades, incluyendo Fráncfort, Berlín y Múnich. La empresa trabaja exclusivamente con empresas de alquiler de coches con conductor debidamente registrados. Anteriormente, en 2017, la empresa vio cómo el tribunal supremo alemán rechazaba su servicio Uber Black, que conectaba a los usuarios con conductores no profesionales que ofrecían el transporte en sus vehículos privados.

"Analizaremos la sentencia del tribunal y determinaremos los siguientes pasos para que nuestro servicio en Alemania continúe. Trabajando con empresas autorizadas y conductores profesionales, nos comprometemos a ser un socio a largo plazo de las ciudades alemanas", explicó un portavoz de la empresa. Uber añade que la normativa de transporte alemana deja mucho margen a la interpretación, dado que se redactó cuando no existía el modelo de negocio basado en aplicaciones.

La sentencia admite, así, las peticiones del demandante, la asociación de empresas de taxis Taxi Deutschland. Ésta buscará inmediatamente la ejecución provisional de la sentencia y, según Taxi Deutschland, implica que tendría que pagar multas a partir de 250 euros por trayecto, llegando hasta 250.000 en caso de reincidencia.

Uber promociona su servicio de viajes de un modo que muestra a la empresa como el proveedor del servicio de transporte, dijo el tribunal, añadiendo que la empresa también selecciona los conductores y determina los precios. "Desde el punto de vista del pasajero, Uber proporciona el servicio en sí mismo y, por tanto, es la empresa proveedora", dijo el presidente del tribunal. Por ello, añadió, Uber tiene que cumplir con las leyes que rigen el transporte de pasajeros.

Uber también violó, indica, la obligación de los coches de alquiler de regresar a la base de la empresa después de realizar un viaje. Además de la sentencia contraria en Londres y en Alemania, la empresa ha sido excluido de mercados como Copenhague (Dinamarca) o Hungría.

La semana pasada presentó una apelación contra una decisión de la Comisión deregulador de transporte para despojar a la aplicación de taxi de su derecho a operar enuno de sus mercados más importantes.

Normas
Entra en El País para participar