Las manos que promueven la solidaridad

El programa de voluntariado de Mondelez en España cumple 10 años

Clasificación de juguetes en la sede de la Cruz Roja Española en El Plantío (Madrid), con voluntarios de Mondelez.rn
Clasificación de juguetes en la sede de la Cruz Roja Española en El Plantío (Madrid), con voluntarios de Mondelez.

El voluntariado corporativo se ha revelado como una eficaz herramienta para llevar a cabo las políticas de RSC de las empresas. Con su impulso se implica a los trabajadores en una misión definida por la empresa para promover el desarrollo de comunidades locales o grupos desfavorecidos, a la vez que se fomenta el trabajo en equipo y se potencia el sentimiento de pertenencia. El voluntariado corporativo ha experimentado una constante evolución en los últimos años hasta su plena consolidación.

Un ejemplo de esa evolución es Mondelez Internacional Iberia, conocida por marcas como Fontaneda, Philadelphia, Oreo o Milka, en los 10 años desde la puesta en marcha de su programa de voluntariado corporativo. “Tiene su origen en 2009, aunque la compañía llevaba ayudando a las comunidades donde estábamos presentes más de 30 años en forma de donaciones económicas o de producto. Pero en 2009 los países donde estaba operativa la compañía, en torno a 160, recibimos la propuesta de empezar en nuestros mercados a hacer voluntariado y en España cogimos el guante rápidamente”, cuenta Esther Patino, mánager de asuntos corporativos y comunicación de Mondelez International Iberia. “En el origen, el planteamiento del voluntariado era de una semana, con poquitas ONG. Y en 2012 pasamos de una semana a un mes. Y a día de hoy nuestro voluntariado es una actividad permanente todo el año”, apunta.

En Mondelez son los propios empleados los que impulsan las iniciativas de voluntariado, con una figura destacada, los champions del voluntariado, aquellos empleados que son la cara y los impulsores de las iniciativas en los centros de la compañía en España. “Nosotros somos el nexo de unión entre las diferentes organizaciones para gestionar y preparar las actividades”, explica Ana Rueda, analyst sales operations en Mondelez International Iberia y champion en la sede de Madrid.

Son los propios empleados los que impulsan las iniciativas de voluntariado

Cada proyecto se apoya en el establecimiento de alianzas con diversas organizaciones que operan sobre el terreno, como Cruz Roja Española, Fundación A la Par, Apadis o la Fundación ONCE, entre otras, y “nosotros estamos en contacto con los responsables de cada una de las organizaciones”, señala Rueda. Esta labor se realiza en horario laboral, “pero se compagina perfectamente, voy alternando sin ningún problema y no interfiere en absoluto en el trabajo”.

Los champions se eligen cada año. “Tienen en común que son comprometidos y apasionados, que están dispuestos a identificar partners con los que trabajar, alineados a nuestros ejes de actuación”, destaca Patino. Estos ejes de actuación son cuatro: la lucha contra el hambre y la de­sigualdad; la promoción de hábitos de vida saludable, “porque desde el principio somos muy conscientes de la necesidad del consumo responsable de nuestros productos y tener una vida saludable en cuanto a un equilibrio nutricional, hacer deporte y demás”, destaca; la conservación del medio ambiente y la sostenibilidad, “porque somos una compañía de alimentación que cuenta con fábricas”, y un cuarto “que llamamos actividades de sensibilización, donde incluimos aquellas actividades que por interés social y por el de nuestros empleados en las que es necesario trabajar”. Patino cita como ejemplos una campaña con Acnur para concienciar sobre migración y refugiados o un cinefórum, en torno a la película Campeones, con la Fundación A la Par sobre discapacidad.

Cruz Roja Española

“Nosotros incorporamos el modelo de voluntario corporativo en 2011 y Mondelez fue de las primeras”, recuerda José Carlos García Yonte, responsable de alianzas con empresas y responsabilidad social de Cruz Roja. “Con Mondelez tenemos acuerdos marco de colaboración y hacemos planificaciones anuales”. “Nosotros a Mondelez les solemos pedir apoyo cuando nos hacen falta manos, y esto es cuando tenemos campañas de recogidas de productos, como las de material escolar o la de alimentos”, indica García Yonte.

Los ‘champions’ son la cara y el nexo de unión entre voluntarios y organizaciones

La Navidad es especialmente intensa con la campaña de juguetes, “que nos llegan a miles y hay que clasificarlos”, señala el representante de Cruz Roja. “En la sede de Cruz Roja en El Plantío (Madrid), hemos clasificado cinco palés de juguetes, por edades, que no fueran sexistas, etc., y también envolvemos los regalos”, ilustra la champion.

La colaboración con Cruz Roja se extiende también a visitas a los albergues de Cruz Roja para personas sin hogar, ayuda en comedores sociales, yincanas con personas con discapacidad, en las que se combina ejercicio físico con formación en primeros auxilios, gestión de residuos o conocimiento de los ODS, por ejemplo, o preparar currículos y entrevistas de trabajo con personas en riesgo de exclusión. La media de participación por actividad es de entre 20 y 30 voluntarios.

“Con la práctica año a año, con el apoyo de la compañía y sobre todo con la involucración de los empleados, el voluntariado a día de hoy está plenamente consolidado, y podemos hablar de la profesionalización de nuestro programa”, concluye Esther Patino.

Alineados con los ODS de Naciones Unidas

La compañía cuenta en España con 1.900 empleados, de los que 360 están involucrados en tareas de voluntariado, que han donado hasta la fecha más de 1.100 horas, que se desarrollan en horario laboral. Los voluntarios tienen su propio claim: Voluntarios Mondelez, compartiendo desde el corazón.

La compañía trabaja con sus voluntarios en 4 de los 17 ODS, como explica Esther Patino, mánager de asuntos corporativos de Mondelez.

ODS 2, hambre cero. “Estamos enfocados con organizaciones como Cáritas y los bancos de alimentos en la lucha contra el hambre”.

ODS 3, salud y bienestar. “Tenemos la pata de promoción de hábitos de vida saludable que transformamos en actividades deportivas como parte de nuestro programa de voluntariado”.

ODS 10, reducción de desigualdades. “Tenemos iniciativas permanentes en nuestro calendario con la Fundación A la Par, con la Fundación ONCE, con Cruz Roja, con Apadis, que van precisamente destinadas a tratar de igual a igual a estas personas que son colectivos con competencias diferentes”.

ODS 15, la vida de nuestros ecosistemas terrestres, “lo que está más relacionado con medio ambiente, colaborando con iniciativas como la limpieza de playas o zonas verdes”.

Normas
Entra en El País para participar