Deutsche Bank lanza una tarjeta que cambia su código de seguridad

La Tarjeta Calma modificará el CVC cada cuatro horas y lo mostrará en una pequeña pantalla en la parte trasera

Tarjeta Calma Deutsche Bank

La inseguridad percibida por los consumidores al realizar compras por internet ha sido uno de los principales obstáculos del negocio de los comercios online. Aunque estos temores ya han quedado muy atrás, Europa dio un paso adelante en la protección del comprador con la aprobación en 2018 de la directiva europea de servicios de pago PSD2. La norma, que entró en vigor en septiembre –aunque se ha aprobado una moratoria de más de un año para su total aplicación–, obliga a la banca a implantar un doble sistema de identificación para acceder al servicio online, realizar compras e incluso sacar dinero de los cajeros.

Siguiendo esta línea, Deutsche Bank y MasterCard han dado un paso más para garantizar que el cliente no es objeto de robo o estafa cuando realiza compras online. Esta semana lanzarán la Tarjeta Mastercard Calma Deutsche Bank, la primera que incorpora la tecnología Motion Code en España, es decir, un sistema por el cual el Código de Seguridad Dinámico (CVC, que aparece en la parte trasera de todas las tarjetas) cambia aleatoriamente cada cuatro horas. En el espacio que hasta ahora estaba escrito dicho número de tres dígitos, que era solicitado para completar una compra, la tarjeta incorporará una pantalla extraplana que mostrará los distintos códigos, los cuales se modificarán mediante un "algoritmo que solo conoce la entidad emisora" del producto, explican desde la entidad. Este nuevo sistema "invalida clonaciones o robo de datos en las transacciones online y en comercios", subrayan.

El producto "va más allá de las ventajas tradicionales y ofrece a los clientes la última tecnología en seguridad para realizar sus compras por internet en un entorno en el que el ecommerce está ganando importancia", subraya Luis Miegimolle, el responsable de tarjetas de Deutsche Bank.

Además de este sistema de seguridad, el producto contará con un seguro por el cual se le devolverán al cliente los gastos realizados por terceros en caso de robo o atraco. Este reembolso también se producirá si, tras una transacción realizada por internet, el titular de la tarjeta no está conforme o no recibe el producto adquirido.

Por último, la tarjeta también incluirá una garantía de mejor precio: si el usuario encuentra un producto ya comprado a un importe inferior en otro establecimiento, se le reintegrará la diferencia.

Normas
Entra en El País para participar