Raheem expande su negocio y ofrece sus salas a los países sin embajada en España

La delegación de Mongolia desarrolló su actividad en el club

El último acuerdo es una alianza con el Embajador de Nicaragua

Recepción y hall-bar de Raheem, en el número 18 de la calle Goya, Madrid.
Recepción y hall-bar de Raheem, en el número 18 de la calle Goya, Madrid.

Hay casi 200 países en el mundo y 74 tienen embajada en España. Mongolia no es uno de ellos. Por eso, cuando el mes pasado su delegación gubernamental llegó a Madrid encabezada por el consejero del presidente de la República y número dos del Gobierno, Erdenebat Tseveendorj, el Club Privado Raheem GL ofreció sus instalaciones para que Mongolia pudiese desarrollar su actividad económica, política y diplomática en España. El fruto de las primeras reuniones de la delegación en Raheem es la firma de contratos con empresas españolas para construir y mejorar infraestructuras en el país asiático y para importar a España pieles, lanas y cashmere que se dedicarán a la fabricación de prendas.

El club privado, que alberga la sede ejecutiva de empresas sin oficina propia en la capital, ha firmado acuerdos de colaboración para ayudar a atraer inversión de países emergentes a España y fomentar el intercambio comercial. Para ello, ha decidido ceder sus instalaciones a países sin embajada en Madrid. Su último acuerdo, según ha anunciado Raheem, es la firma de una alianza de colaboración e intercambio económico y cultural con el embajador de Nicaragua, Carlos Antonio Midence. Esta unión, permitirá construir puentes entre empresarios españoles y nicaragüenses en las dos direcciones. El club ha intensificado así las sinergias entre empresarios españoles y latinoamericanos, a los que Raheem acoge desde su aterrizaje en España y ayuda a instalarse para expandir sus negocios.

Carlos Antonio Midence, Embajador de Nicaragua y José Tapias, fundador y CEO del Club Privado Raheem.
Carlos Antonio Midence, Embajador de Nicaragua y José Tapias, fundador y CEO del Club Privado Raheem.

José Tapias, fundador y CEO del club, asegura que “Raheem ya funciona como lobby de negocios y está evolucionando para desarrollar un espectro más amplio de servicios ofertados con el objetivo de atraer inversión extranjera a España”. En ese sentido, el empresario sostiene que Raheem representa “la sede social y ejecutiva” de todos aquellos directivos, empresas e instituciones de todo el mundo que no disponen de oficinas en la capital.

De hecho, junto con esta nueva actividad diplomática, el club ofrece servicios como centro de formación, espacio para jornadas de directivos, eventos de marcas, conferencias o ruedas de prensa. “En Raheem hemos evolucionado la tradicional fórmula de los clubes de negocios generando una nueva propuesta de valor”, concluye Tapias.

Dedales de Oro y Estrellas Michelin

Entre las propuestas del Club Privado Raheem, cuya sede ocupa la última planta del número 18 de la calle Goya, en Madrid, se encuentran la sastrería de Félix Ramiro, Dedal de Oro 2015, que asesora en imagen y viste a los socios y clientes, demostraciones culinarias de chefs con Estrella Michelin o enólogos que realizan exclusivas catas de vino.

Normas
Entra en El País para participar