Reino Unido da a Johnson una gran mayoría para dejar la Unión Europea

El 'premier' se asegura la mayoría absoluta en el parlamento y promete dejar la UE el 31 de enero. Los laboristas obtienen su peor resultado desde los años 30

Boris Johnson aplaude durante el recuento electoral de su distrito, Uxbridge y South Ruislip
Boris Johnson aplaude durante el recuento electoral de su distrito, Uxbridge y South Ruislip AP

Los conservadores del primer ministro británico, Boris Jonhson, han alcanzado la mayoría absoluta que buscaban para ejecutar el Brexit, según el recuento oficial de votos de las elecciones generales del jueves en el Reino Unido. Los conservadores han superado los 326 escaños necesarios para alcanzar esa mayoría absoluta, la mitad más uno de los asientos que componen la Cámara de los Comunes del Parlamento de Westminster.

Escrutados 648 de los 650 asientos, los "tories" obtienen 363 escaños, seguidos de los laboristas de Jeremy Corbyn con 203 diputados, mientras que el Partido Nacionalista Escocés (SNP) obtiene 48, el Partido Liberal Demócrata saca 11, y el resto corresponde a otras formaciones políticas.

Es la mayoría más amplia para los 'tories' desde Margaret Thatcher, y allana el camino para que Reino Unido apruebe por fin el acuerdo del Brexit pactado por Johnson con Bruselas sin depender de encajes parlamentarios. El premier ha prometido ante sus seguidores, salir de la Unión Europea el 31 de enero, "sin peros, sin condicionantes, sin quizás". "Este Gobierno ha recibido un poderoso mandato para cerrar el Brexit, unir al país y caminar hacia delante", había asegurado anoche, tras confirmarse que ganó en su distrito de  Uxbridge & Ruislip North. En campaña, Jonson puso el 31 de enero como fecha límite para la salida.

Jeremy Corbyn, que ha anunciado que no se presentará a las próximas elecciones, ha recibido una derrota sin paliativos. Con 203 diputados, obtiene el peor resultado desde los años 30. Ha hecho campaña con la agenda económica más a la izquierda en décadas, pero ha perdido feudos laboristas en las zonas industriales y mineras del Norte de Inglaterra y Gales. Algunos escaños llevaban un siglo en manos laboristas.

Aunque queda por ver el futuro del dividido partido laborista, pues Corbyn ha afirmado que liderará el partido mientras se abre un "proceso de reflexión". No obstante, el sector crítico dentro del laborismo culpa al candidato de la dura derrota sin medias tintas.

También cambian de líder los pro-europeos del Partido Liberal Demócrata. Su líder, Jo Swinson, ha quedado fuera del Parlamento al peder en su distrito escocés a manos del SNP. También el líder unionista Nigel Dodds habría perdido su escaño de Belfast ante el Sinn Féin.

Junto a Johnson, la otra ganadora de la noche es Nicola Sturgeon. Consigue 48 de los 59 escaños que tiene Escocia en el Parlamento. Un gran resultado para los nacionalistas escoceses y un dolor de cabeza para Londres, dado que el SNP ha exigido un nuevo referéndum de independencia. El reino está dividido entre una Inglaterra conservadora y euroescéptica y una Escocia independentista y pro europea.

Johnson, al igual que lo hiciera años antes su predecesora May, forzó el adelanto electoral para tratar de evitar el bloqueo en el Parlamento y escapar así de la parálisis del Brexit. Con la diferencia de que a él le ha salido bien. El líder conservador ha podido capitalizar el hastío de los votantes con tres años de bloqueo, tras haber sido humillado por el Parlamento al intentar sacar adelante el acuerdo del Brexit. La salida de la UE del Reino Unido es prácticamente una realidad.

Normas
Entra en El País para participar