Perspectivas 2020

Andbank se posiciona neutral sobre el Ibex por la incertidumbre política

Da al índice un potencial para 2020 del 5% y confía en que ceda la inquietud de los inversores ante Podemos en el ejecutivo

andbank

Andbank tiene una visión positiva para los mercados financieros en 2020, en el que proseguirá la desaceleración económica –aunque no una recesión– pero en el que no será posible repetir las rentabilidades del año que termina. Su posición para la renta variable es de una ligera sobreponderación, partiendo de que los beneficios empresariales apenas van a crecer, con preferencia para la Bolsa europea y la española.

El banco andorrano le da un potencial de subida al Eurostoxx del 8,2% y del 5% al Ibex, desde los precios actuales, al que concede una valoración objetiva de 9.882 puntos. Pero su expectativa de revalorización del selectivo español está sujeta a la política. De hecho, su posicionamiento en el Ibex es de entrada neutral, a la espera de que una mayor estabilidad política dé paso a la sobreponderación. “Los factores políticos aún pesan, pero habrá que esperar a que se vea que Podemos no es tan rupturista”, explica Álex Fusté, economista jefe global de Andbank.

La firma añade que la reacción inicial de los inversores a la entrada de Podemos en el Gobierno “debería verse amortiguada por su relación de fuerzas respecto al PSOE”, que cuenta con 120 escaños frente a los 35 del partido de Pablo Iglesias. Descarta en todo caso la celebración de terceras elecciones, si bien considera débil al gobierno que puede surgir de la coalición PSOE-Podemos con apoyo de regionalistas e independentistas.

Para Andbank el activo estrella será la deuda soberana de países emergentes, eminentemente asiáticos. “Asia se erige como el paraíso de los inversores-rentistas globales”, señala la entidad. Así, es el único activo para el que prevé rentabilidades de dos dígitos en 2020, del 16,7% para la deuda soberana indonesia y del 13,6% en la filipina. “No vemos ninguna zona del mundo con problemas ni dinámicas de recesión”, señala Fusté.

El principal riesgo, que Fusté cree poco probable, es una victoria amplia de la izquierda en EE UU y la implementación de restricciones a la extracción de petróleo de esquisto. En el caso más extremo, elevaría el precio del crudo a los 100 dólares, aunque se trata de un supuesto muy improbable.

Normas