La Fed se despide de 2019: ¿qué se espera de la cita?

Los tipos de interés se sitúan entre el 1,5-1,75%

reserva federal

La Reserva Federal celebra hoy la última reunión de política monetaria del año, un ejercicio que ha estado marcado por el cambio de rumbo. Con la resaca provocada por el buen dato de empleo en el mes de noviembre, cuando la tasa de paro bajó al 3,5%, niveles de hace 50 años, los miembros del banco central estadounidense se disponen a echar el cierre a un año en el que la institución ha recortado los tipos en tres ocasiones, hasta situarlo en el rango del 1,5%-1,75%.

Para la cita de este mes el consenso del mercado no espera cambios. “El dinamismo de la economía estadounidense confirma la decisión de la Fed del pasado 30 de octubre de abstenerse de nuevos recortes de tipos, decisión que probablemente se mantendrá hoy”, señala Julius Baer. Los expertos del banco suizo afirman que el boyante contexto del mercado laboral de
EE UU apoya fuertemente el consumo privado, algo que quedó patente en el índice de sentimiento del consumidos de la Universidad de Míchigan que en diciembre ha registrado su nivel más alto en siete meses.

Franck Diximier, director global de renta fija en Allianz Global Investor, señala que las medidas acometidas por Jerome Powell en la segunda mitad del año han sido suficientes para revertir la inversión de la curva de tipos, un síntoma que es interpretado como la antesala de la recesión. De cara a 2020 el experto señala que el mercado solo descuenta una rebaja del precio del dinero en 25 puntos básicos, por lo que el cometido de la Fed en el corto plazo se centra en las perspectivas económicas y en mantener los tipos en los niveles actuales siempre y cuando la información económica se mantenga en línea con las expectativas.

Las decisiones adoptada en los últimos meses son interpretadas como ajustes puntuales de mitad de ciclo. El objetivo de Powell es prolongar la expansión económica. La Fed no quiere agotar todos los instrumentos de golpe pues la situación económica sigue siendo favorable con EE UU creciendo a un ritmo del 2,1%.

A pesar del buen desempeño económico Donald Trump sigue abogando por una rebaja de las tasas. Juan Ramón Casanovas, de Bank Degroof Petercam Spain señala que el presidente de EE UU ha tomado como referencia el PMI manufacturero, que desde el pasado agosto muestra una ligera contracción.

Normas